Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Esta mañana he tenido que volver corriendo a casa después de intentar leer el periódico en una cafetería, espantado porque no podía aguantar ni un segundo más las horribles canciones de pop español que estaban poniendo. Menuda tralla más insoportable. Aviso que no sé nada de los grupos ni de las canciones de más éxito, porque todas me parecen iguales (y horribles), pero quizá por eso se puedan señalar unos cuantos rasgos que me parece que hacen que todas las canciones de este estilo suenen igual de (horriblemente) mal.

Así que, amigo lector, ahora que te acabas de comprar una guitarra y te ha crecido el pelo hasta el punto justo en el que parece que una cigüeña ha anidado sobre tu cabeza, si has practicado en el espejo durante horas hasta lograr asentar en tu cara un rictus permanente de superioridad intelectual y cansancio vital, si, en una palabra, ya lo tienes todo para ser una estrella del pop español salvo las canciones, sigue estos consejos que te da tu amigo Deploreibol para al menos diferenciarte en algo del resto de la manada. Sigue, digo, estas recomendaciones de alguien que no es capaz de distinguir la Oreja de Van Gogh del otro de la canción de las zapatillas (¿Leiva? ¿Pereza? ¿Son Leiva y Pereza lo mismo?) y te aseguro una carrera próspera y duradera.

Como dijo aquel genio / esta vida en un suenio

1- NO uses las mismas palabras de siempre

Si hay algo que contribuye a que el pop español suene todo igual es la querencia por usar todo el rato las mismas palabras. Para evitar ese problema, aquí va una lista de términos prohibidos para el aspirante a escribir algo que suene distinto:

Se pueden incluir más, como “genio” y “suenio”

El briconsejo: no escribas como habla un cura, ni como piensa un cura, que es lo que nos pasa a los españoles por defecto después de siglos de machaque de la presente religión. Es decir, fuera las palabras abstractas que no significan nada (“realidad”, “inmensidad”, “eternidad”…), fuera las palabras abstractas que, de tanto usarse, han perdido sentido (“amor”, “deseo”), y fuera todas esas historias sórdidas, de drogas y sexo, que al que las escribe y al sacristán de una parroquia le deben parece el colmo de la rebeldía, pero que son en realidad bastante aburridas y penosas.

2- NO cantes en ESE tono de voz

Ya sabéis a cuál me refiero, ese asqueroso tono de voz que utilizan todos los cantantes pop españoles. Es difícil de describirlo de palabra, pero suena a la vez meloso y quejumbroso, como si cantaras a través de un clarinete. No digo yo que haya que cantar como se habla, pero quizá utilizar OTRO tono no estaría mal, en vez de parecer todos gatos golosos.

Es el tono de voz que se corresponde con esta cara

3- NO cantes en inglés si no sabes

Porque muchos lo hacen, y es horrible. Horrible. Ya que vas a cantar sobre los sueños, el amor y la realidad, masacrando la lírica, hazlo al menos en español, para no afrentar de paso también al idioma inglés. ¿Cómo sé si hablo el inglés lo suficientemente bien como para cantar en esa lengua? Muy fácil, tienes que hacer el Test Emilio Botín. Mira este vídeo del jefazo del Banco Santander. Si hablas inglés como él, NO LO HAGAS.

Sí, jajajaja, pero esa campanita vale más que tu sueldo anual

4- NO uses ESOS acordes

Esos. Sí, esos. Los que se aprenden a los 15 segundos de coger una guitarra. Cúrratelo un pelín más.

Si se prohibieran estos acordes, la historia del pop español quedaría reducida a dos canciones

Siguiendo estos cuatro pasos, te garantizo que innovarás increíblemente el panorama musical del pop patrio, y a la vez cosecharás un sonoro fracaso comercial. Serás un cantante maldito, que es algo bastante mejor que ser un maldito cantante.

– Deploreibol

Tags: , , , , , ,

%d bloggers like this: