Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Este invento reciente de que los bares ofrezcan, en vez de cañas, cubos con hielo y botellines dentro me pone de los nervios.

El abrevadero

El abrevadero

La idea es (supongo) dar bebida a un precio más económico, ofreciendo a la vez la posibilidad a los clientes de administrarse a sí mismos (“yo me tomo 3 y tú 2, y al cubo siguiente hacemos al revés”), pero no le encuentro yo ventajas, sino más bien inconvenientes:

**** LOS JÓVENES: En cuanto un sitio ofrece cubos, de inmediato se llena de jóvenes dieciochoañeros con diez euros en el bolsillo que se pasan tooooda la tarde ahí sentados, bebiendo cerveza, hablando a gritos y diciendo gilipolleces. Yo ya estoy muy mayor para aguantar ese tipo de escenarios: qué quieres, no me gusta estar tomando algo tranquilamente mientras en la mesa de al lado la Yoli le grita al Richard que de qué va. Además ¿qué es esto de que los jovenzuelos vayan a bares? Yo, cuando era muchacho, tenía la decencia de comprar unas litronas y hacer botellón, en vez de ir a los sitios a molestar a los no tan jóvenes que se están quedando calvos, hombre.

¿No os he contado de cuando era joven? Estaba haciendo la ili en Flandes cuando los calvinistas atacaron Bolduque...

¿No os he contado de cuando era joven? Estaba haciendo la mili en Flandes cuando los calvinistas atacaron Bolduque…

**** LAS TAPAS. En muchos de estos sitios, con el cubo te traen una tapa. Como todo el invento cuesta 5 euros, la tapa te puedes imaginar lo buenísima que está. Este es el problema de llenar los sitios con jóvenes dieciochoañeros: como no tienen discernimiento, les sirven cualquier bazofia y encima les parece estupendo, una gran cortesía por parte del local.

Surtido de ibéricos

Surtido de ibéricos

Por cierto, esto me lleva a lo más importante…

**** LA HUMILLACIÓN. Es que es aquí donde está el fondo de la cuestión: que te den las cosas metidas en un cubo ¿Pero qué cojones es esto de servir a humanos la bebida dentro de un cubo? ¿Qué somos, vacas? ¿Qué va a ser lo siguiente?

"¿La tapa de alfalfa la quiere también en cubo, o la comerá el señor directamente del suelo?"

“¿La tapa de alfalfa la quiere también en cubo, o la comerá el señor directamente del suelo?”

Por todo esto, odio el invento de los cubos de cerveza. No sé quién lo ideó, pero desde luego la cadena de cervecerías que hace del cubo su estandarte parece ser “La Sureña”. Y tal ha sido su éxito que miles de bares están copiando su fórmula hasta extremos insospechados. Y cuando digo insospechados me refiero no sólo a ofrecer cubos, o incluso a calcar la decoración con azulejos propia de esa cadena; se llega incluso a forzar los límites del copyright buscando nombres para el garito que se acerquen a esa peculiar prosodia que tiene “La Sureña”…

Te lo juro. Calle Carrera de San Jerónimo, en Madrid

Te lo juro. Calle Carrera de San Jerónimo, en Madrid

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: