Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Category Archives: Observaciones rurales

Hay un estúpido refrán que dice que “no se le pueden poner puertas al campo”. Pues será en otros campos, pero aquí, donde vacacioneo yo, no sólo hay puertas en el campo, sino que son bien jodidas, hechas con alambre de espino.

Por ejemplo

Por ejemplo

No sé si se ve bien el espino (es lo que tiene hacer las fotos con una Blackberry) pero os aseguro que lo hay. Lo que no entendía yo muy bien es el propósito de estas puertas ¿Están para guardar algo valioso? No, porque detras sólo hay prados. ¿Para que la gente no pise el sembrado? No, porque son pastos, no hay nada que se pueda estropear. ¿Están entonces para impedir el paso del ganado? No, porque para eso no hace falta poner alambre de espino, y además hay unas puertas muy chulas hechas especialmente para eso, con suelo especial y todo.

Son puertas que siembran la consternación entre los bóvidos. Las vacas son gilipollas

Las vacas, que son gilipollas, no saben negociar los canalillos esos

¿Están para disuadir a los ladrones? No, porque si algún cuatrero quiere pasar, le basta con comprarse unos guantes bien gordos o echar una manta gruesa por encima de la valla y ya puede cometer sus tropelías. Bueno, entonces ¿para qué sirven esas puertas con alambre de espino? Pues he llegado a la conclusión de que se ponen, única y exclusivamente, para que los domingueros de ciudad que vienen a pasear por el campo se jodan.

Aquí no eres bienvenido, forastero. Coge la carretera de vuelta para Madrid

“Aquí no eres bienvenido, forastero. Coge la carretera de vuelta para Madrid”

Creo que un argumento a favor de mi teoría es la forma que tienen los locales de cerrar las puertecitas de marras: a mala leche. Díme tú si no por qué vas a cerrar una puerta de campo así:

Con saña

Con saña

La cosa es que si vas a pasear por el campo abras la puerta, luego la cierres y lo dejes todo igual que estaba. El problema es que un paseo por el campo estándar, según por donde vayas, te puede llevar por seis o siete puertas de éstas. Forcejear con la mierda de cuerdas y alambres de espino que les ponen pueden hacer que te pinches y ya sabes: metal oxidado + sitio con vacas = TÉTANOS. Ya sería lo que me faltaba.

Este idiota le ha puesto una cadena oxidada que, de solo mirarla, te da disentería y tifus

Este idiota le ha puesto extra de espino y una cadena oxidada que, de solo mirarla, te da disentería y tifus

Llamadme hipocondríaco, pero me da una aprensión lo de los pinchos estos… Angustias mías, pero sólo de pensarlo me da un escalofrío, tú.

Los cuentos de terror más estremecedores: "La máscara de la muerte roja", "el barril de amontillado" y "el tonto que se pinchó con una valla y murió de fiebre amarilla, sida y pelagra"

Los relatos de terror más estremecedores: “La máscara de la muerte roja”, “el barril de amontillado” y “el tonto que se pinchó con una valla y murió de fiebre amarilla, sida y pelagra”

¡Qué estrés, el campo!

– Deploreibol

Advertisements

Tags: , , , , , , ,

Fíjate que yo era buen estudiante, pero confieso que las lecciones de biología se me han olvidado todas.

Un organismo AUTÓTROFO

Un organismo AUTÓTROFO

Soy de letras, pero bueno; algo podría habérseme quedado de cuando estudié biología en BUP; pues no.

Unos QUELÍCEROS

Unos QUELÍCEROS

Dentro de mi cabeza sólo permanecen algunas palabras, pero completamente disociadas de las realidades a las que se refieren.

El aparato locomotor, o BISO

El aparato locomotor, o BISO

Bueno y ¿por qué esta larga introducción? ¿para qué ha servido, más que para contribuir a que suspendan a algún chaval que, a la hora de hacer sus deberes, haya buscado en Google Images “qué es un quelícero” y haya tenido la mala fortuna de llegar a este blog? Bueno, porque estos días me han recordado, por las malas, que tenía que haber prestado más atención en clase.

Como estoy en el campo, me da por subir montes. Y las clases de biología en las que tendría que haber estado más atento son las que se refieren a los distintos tipos de vegetación que se dan en las colinas y montañas según la altura. Ya sabes, esas franjas que pintaba el profesor en clase, de acuerdo con las cuales, según subes un monte, te encuentras primero robles, luego matojos y arriba del todo no hay más que hierba y edelweiss.

De eso sí me acuerdo ¿ves? en la cima de las montañas siempre hay edelweiss

De eso sí me acuerdo ¿ves? en la cima de las montañas siempre hay edelweiss

O no me acuerdo yo bien, o el profesor nunca hizo suficiente hincapié en la franja intermedia, la de matojos (perdonad los tecnicismos, pero es que en biología conviene ser muy precisos). Porque mi experiencia reciente me enseña que en la franja de matojos lo que hay son puñeteras plantas rastreras y llenas de pinchos, que se enredan en tu ropa, atraviesan tus pantalones (no importa el grosor) y te hacen tropezar y caer en matojos más llenos de pinchos si cabe.

Que sea la franja intermedia es además lo fastidiado, porque si quieres hacer cumbre te tienes que batir con estos puñeteros matojos mientras subes, que ya es jodido; pero es cuando bajas cuando es más fácil resbalarte y caerte de culo sobre las espinas, que parecen estar colocadas como con malevolencia, esperándote donde es más posible que tropieces.

"Putos humanos ¡Que viene, que viene! ¡No escatiméis en veneno!"

“Malditos humanos ¡Eh, que viene, que viene! ¡No escatiméis en veneno!”

Así que ya sabéis, si queréis subir montañas, aplicáos con diligencia a estudiar la biología, llevad botas recias y pantalones gruesos y, sobre todo, ensayad la frase:

"Mierda para la cliserie"

“Mierda para el matorral espinoso”

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Todos en el Gobierno central preocupados por cómo disimular el despido de funcionarios y la aniquilación de los servicios públicos, y resulta que el Gobierno de Cantabria lo dice a cara descubierta. Al menos, eso es lo que entiendo yo leyendo este cartel que me encuentro por una senda campestre:

Si vas a vigilar o extinguir Administraciones Públicas, puedes pasar con tu coche

Si vas a vigilar o extinguir Administraciones Públicas, puedes pasar con tu coche

Es un bonito ejemplo de la espiral descendente al que nos conduce este lenguaje presuntamente formal y leguleyo del que ya habíamos hablado en otra ocasión. Justo cuando un Gobierno tan tenebroso como el británico está obligando a sus instituciones a hablar de forma clara, nosotros nos ponemos exquisitos hasta para decir que no se puede pasar con coche o tractor por una senda a menos que tengas una buena razón. Por cierto, qué bonito debe ser eso de ser un “gestor agroforestal”… suena a una combinación imposible de “oficina” y “campo”.

"Aquí, gestionando"

La máquina de café queda un poco a desmano, eso sí

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

Voy a abrir una serie, en la que incluiré retroactivamente a mi último post, que voy a llamar “observaciones rurales”, dedicada a las cosas que me llaman la atención a mí –chico de ciudad- durante estas vacaciones que paso en el campo. Como soy muy celoso de mi intimidad, no pondré el pueblo en el que estoy; haré como los escritores románticos, que ponían eso “en la ciudad de A… me encontré con el conde de V… y la marquesa de F…”.

"...y tomamos las pastas con E... A..., condesa de B... e hija de la grandísima puta"

“…y tomamos las pastas con E… A…, condesa de B… e hija de la grandísima puta.”

A pesar de que mucho me jode a mí esa costumbre decimonónica, os tengo que decir que en el pueblo de N… y en las villas vecinas es costumbre tener perros guardianes casi en cada casa, sobre todo en las que tienen corral, o ganado, o maquinaria agrícola. Pocas bromas con los perros guardianes, porque aquí vienen en dos modalidades: el mastín…

¿Perro grande u oso pequeño?

¿Perro grande u oso pequeño?

… y el perro-lobo

Que combina la constancia del perro con la rapacidad del ministro de Hacienda

Que combina la constancia del perro con la rapacidad del ministro de Hacienda

Aunque parezcan fieros, tengo que decir que lo que más me llama la atención de estos animales es su incomparable profesionalidad. Cuando te ven venir hacia la casa que ellos defienden se ponen en pie y te empiezan a ladrar de una forma peculiar, estirando el cuello, como diciéndote “aléjate de aquí”. No te quitan la vista de encima durante todo el rato, y van marcándote para asegurarse de que no te acerques, pero sin llegarse encima de ti ni resultar amenazadores. Con sus movimientos y con su lenguaje corporal marcan perfectamente el perímetro que están defendiendo, y cuando te vas alejando controlan un poco que te vayas de verdad, y vuelven de nuevo a su posición de guardia.

Esta claro que ser un guardián es una tarea hosca, que implica ladrar y gruñir a la gente, lo que no te convierte precisamente en un ser popular. Por eso encomio tanto a estos perros su profesionalidad. Hacen su trabajo sin ser amenazantes, ni más molestos que lo que su tarea les impone; si pudieran hablar, seguro que te dirían aquello de “lo siento; es mi trabajo”. Me encantan los seres así, que minimizan las incomodidades que te causan sus labores con una actitud profesional, combinando competencia con desapego.  Son como los que te cachean en el aeropuerto de Frankfurt: Tú, se ocupan de ti dos tíos, y te hacen un repaso tan rápido y tan certero que más que un control de seguridad parece un masaje.

Si vas, hazme caso y déjate las llaves en los bolsillos cuando pases el arco de seguridad, ya verás qué bien

Si vas, hazme caso y déjate las llaves en los bolsillos cuando pases el arco de seguridad, ya verás qué bien

Por eso, hay una cosa que me da mucha rabia: cuando un perro guardián te está ladrando, que salga el dueño de su casa y le chiste para que se calle. Pero hombre, ¿por qué le regañas, precisamente por hacer bien su trabajo? Me parece de una crueldad inaudita con estos animales someterles a la misma experiencia que pasamos todos los asalariados de la mierda de empresas que tenemos en España: que te amonesten por hacer las cosas bien.

"¡EH, DESGRACIADO! ¡DEJA DE HACER LAS COSAS BIEN, QUE EL GILIPOLLAS DE TU JEFE ESTÁ QUEDANDO COMO EL INÚTIL QUE ES!"

“¡EH, DESGRACIADO! ¡DEJA DE HACER LAS COSAS BIEN, QUE EL GILIPOLLAS DE TU JEFE ESTÁ QUEDANDO COMO EL INÚTIL QUE ES!”

Mi solidaridad, apoyo y respeto para el perro guardián y su ingrata tarea. Buen trabajo.

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Atención al cartel que he visto por aquí, por el campo, donde estoy de vacaciones:

Os he quitado el teléfono, que sois capaces de comprároslos en un arranque de comprador compulsivo

Os he quitado el teléfono, que sois capaces de llamar en un arranque de comprador compulsivo

Me tira de culo lo de que los cerdos sean “ecológicos”. ¿Por oposición a qué? ¿cibernéticos?

Nunca se sabe qué le puede llegar a uno cuando compra por teléfono

Nunca se sabe lo que le puede llegar a casa a uno cuando compra por teléfono

¿Será que están criados en libertad, y lo otro es que son cerdos “industriales”? ¿Será que son cerdos-cerdos, tal y como los quiso la Naturaleza, por oposición a los cerdos bípedos, metafóricos, que prosperan en partidos políticos, tertulias y escuelas de negocios?

¿Si hay cabrones, por qué no cerdos?

¿Si hay cabrones, por qué no cerdos?

Consternado me quedo. ¿Llamo?

– Deploreibol

Tags: , , ,