Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Un apunte rápido para hablar de la execrable tendencia a aceptar acríticamente las ”versiones oficiales” de las protestas callejeras de los últimos días, que incluyen la horrible costumbre de hacer titulares atribuyendo palabras a gente que no sabemos si las ha pronunciado o no, porque la cita se saca de una fuente más que dudosa. Me estoy refiriendo a cosas como las informaciones en las que se pone en boca de detenidos frases sacadas de los atestados policiales.

El caso más reciente es éste, relacionado con la huelga de estudiantes de hoy. El titular (en este caso de ABC): “Un grupo de 40 radicales se abalanza en la Complutense sobre seis policías al grito de ‘¡Vamos a matarlos, que son pocos!’”. Una frase que –leyendo el cuerpo de la información- es lo que dice el atestado policial que dijeron los “radicales”.

No aclaran si los "radicales" estaban haciendo un homenaje al mítico disco de Loquillo y los Trogloditas

No aclaran si los “radicales” estaban haciendo un homenaje al mítico disco de Loquillo y los Trogloditas

Un poco raro ¿no? Los “radicales” hablan como los personajes de las películas malas, que se dicen a sí mismos lo que van a hacer porque el director no tiene la pericia suficiente para comunicárnoslo con la acción. Es como si yo, antes de escribir este post, me dijera en voz alta: “Pues nada, a escribir un post, que tengo tiempo y me apetece hacerlo”.

Al igual que en "Bola de Dragón", hay gente que en vez de tener monólogos internos los tiene externos, qué le vamos a hacer

Al igual que en “Bola de Dragón”, hay gente que en vez de tener monólogos internos los tiene externos, qué le vamos a hacer

El otro ejemplo reciente es el de uno de los detenidos tras los disturbios al final de la manifestación del 22M en Madrid. El titular nos dice que el chico dijo “Voy todo de subidón. Le tiré una piedra en la cabeza cuando estaba en el suelo”. Leyendo el cuerpo de la información, eso es lo que dice la policía que dijo el muchacho; no queda muy claro cómo registraron ese comentario (que es bastante más prolijo, por cierto) hecho supuestamente en medio del caos y la agitación de un conflicto callejero, pero ese “Voy todo de subidón” no es por nada, pero tiene toda la pinta de policía viejales inventándose jerga juvenil.

O estoy yo muy desconectado de la jerga juvenil actual, o "voy de subidón" es una frase digna de un libro de Vezcaíno Casas

O estoy yo muy desconectado de la jerga juvenil actual, o “voy todo de subidón” es una frase digna de un libro de Vizcaíno Casas

Y no es por dudar gratuitamente de la palabra de la policía: en los últimos días han demostrado que son unos mentirosos con el famoso caso de la “muleta-espada” que han ido vendiendo como un arma incautada durante la manifestación del 22M, cuando en realidad había sido requisada un día antes a una persona que nada tenía que ver con esas protestas. A eso hay que unirle las cifras absolutamente inverosímiles de heridos (siempre la mayoría son policías, qué cosas, y eso que ellos no escatiman en porras y pelotas de goma), las cifras completamente increíbles de manifestantes (siempre cuatro gatos, para las autoridades), y la criminalización constante de la protesta que hacen desde la Delegación del Gobierno de Madrid (mientras que hay impunidad total para los que cometen abusos policiales) para concluir que es absolutamente fútil tratar de enterarse de nada por la vía de la grotesca y manipulada información oficial.

¡La recuperación ha llegado! ¡Vivimos en la prosperidad!

Aquí, el Madrid de Ana Botella. Por eso nos dieron los Juegos Olímpicos, hombre

– Deploreibol

Tags: , , , , , ,

%d bloggers like this: