Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Nos mienten en el trabajo, nos engañan en el parlamento, nos estafan en la tele y también nos cuentan milongas en las cajas de galletas, joder. Ayer fui al supermercado a comprar galletas, y pillé de dos tipos. Las primeras, éstas:

Son digestivas Y llevan chocolate ¿Es esto el paraíso?

Son digestivas Y llevan chocolate ¿Es esto el paraíso?

¡Quieto, león! Aunque las galletas se llaman “Digestive”, si giras la caja y miras donde pone la información del lote y la dirección de la empresa (es decir, donde no mira nadie) verás que “digestivas”, lo que se dice “digestivas”, no tienen por qué ser…

Ahá

Ahá

Vaya toalla. Se ve que la ley permite hacer estas cosas. A partir de ahora, me voy a presentar a la gente como “Ministro”; eso sí, cosiéndome en el interior del calcetín derecho una etiqueta que diga “La palabra Ministro no significa que Deploreibol sea miembro del Gobierno de España”. Transparencia.

montoro

Al fin y al cabo, cualquier imbécil puede serlo, no veo por qué yo no

Ya sabéis: si os cae mal vuestro jefe, llamadle “caraculo”; cuando llegue el juicio por despido, podréis utilizar como defensa que la palabra “caraculo” no implica en ningún caso que su aparato excretor esté directamente localizado en su cabeza. La culpa es de él, por entenderlo mal, así que os tendrán que pagar una indemnización cuantiosa y readmitiros en el puesto de trabajo. Si el tema de las nomenclaturas vale para que las grandes empresas se salgan con la suya, valdrá también para los curritos ¿no?

Vamos, digo yo.

En fin, las otras galletas son éstas:

Ya veis por dónde voy, ¿no?

Ya veis por dónde voy, ¿no?

En este caso, el problema es de sobrecompensación. A la pregunta de “¿cómo de orgánicas son unas galletas Organic?” la respuesta que da la empresa es “pues la hostia de orgánicas”, o más bien, “biológicas”. Leed:

Porque no les cabía, pero probablemente la sal marina también sea biológica

Porque no les cabía, pero probablemente la sal marina también sea biológica

Ehhh… “biológico”… ¿por oposición a QUÉ? Una pregunta que pueden responder a los comentarios los que sean de ciencias; yo, que soy de letras, lo que puedo decirles es que me parece que se les ha ido un poquito la mano con lo de “biológico”. Por otro lado, si escriben “esológicas” y “harine”, no sé yo si fiarme.

En conclusión, que sepan que si fabrican galletas, uno puede:

– Ponerles el nombre que les de la gana, aunque nada tenga que ver con el producto.
– No cortarse un pelo a la hora de utilizar las palabras “orgánico” y “biológico”.

Así que nada, disfruten de mis galletas:

El asterisco es una llamada a la parte de abajo del envase, en el que está escrito -en letra menuda- "nada de lo descrito tiene por qué ajustarse a la realidad"

El asterisco es una llamada a la parte de abajo del envase, en el que está escrito -en letra menuda- “nada de lo descrito tiene por qué ajustarse a la realidad”

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: