Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Los veíamos por la tele y nos reíamos: “estos americanos…”. Bueno, pues menos reír, porque ya están aquí, en tu ciudad, en tu barrio, quizá en tu calle. Si vives en el centro de Madrid, SEGURO que estan por tu calle. Son los segways:

Me pregunto de qué se ríen

Me pregunto de qué se ríen

Al parecer, su invención se debe a Dean Kamen, que supongo que será uno de los 666 nombres que adopta el Adversario para tentarnos a abandonar el camino de la dignidad. La presencia de estos trastos se ha ido expandiendo, y ya no sólo lo llevan los horteras al trabajo, sino que se utilizan para distintas actividades. Problema: cualquier ocupación que se haga en segway pierde automáticamente todo atisbo de seriedad. ¿Cómo es posible que algunos países lo utilicen para sus fuerzas de seguridad?

¡Qué marcialidad! Me cago de miedo

¡Qué marcialidad! Me cago de miedo

Algunos ayuntamientos españoles han hecho conatos de usar estos trastos para sus polis locales; entre ellos, claro, Madrid. Pero no es por esto por lo que se ven más estos “vehículos” por las calles de la capital, sino porque hay empresas que organizan tours de la ciudad con segways.

Estos vienen a Madrid a montar en Segway y a visitar un templo egipcio. Son como el del anuncio de Campofrío, que estaba en Nueva York y lo único que quería era un bocata de mortadela

Estos vienen a Madrid a montar en Segway y a visitar un templo egipcio. Son como el del anuncio de Campofrío, que estaba en Nueva York y lo único que quería era un bocata de mortadela

Visitar Madrid en Segway no sólo es antiestético y te convierte en el hazmerreír de los locales, sino que además es una forma de turismo que no te pone en contacto con la ciudad real. No, amigos, si venís a Madrid tenéis que PASEAR por sus calles: torceros el tobillo en algunos de sus múltiples socavones, mojaros la pierna al pisar una baldosa encharcada, oler el repulsivo hedor de la basura que hay por todos lados por los recortes en limpieza… Eso es la experiencia madrileña, que no se puede reproducir cuando uno va zumbando sobre dos ruedas.

"Zumbando" quizá no sea la palabra

“Zumbando” quizá no sea la palabra

Hombre, bájate de ese trasto y ejercita un poco las piernas, que es mucho mejor cansarse un poco que ir por ahí hecho un majadero. Además, los tours que ofrecen por aquí por Madrid carecen totalmente de imaginación: que si irse a la zona del río, que si pasear por el centro y luego tomar un bocata de calamares… Teniendo un Palacio Real y un Madrid de los Austrias, ¿por qué no nos camelamos a los americanos con cosas como…

...una justa de Segway?

…una justa de Segway?

Nada, que a mí no me convencen estos artefactos. Además, a mí, que soy peatón, me toca las narices que estos trastos vayan por las aceras. Que no, que no le veo yo el rollo al asunto este de los Segways. Qué le voy a hacer, a lo mejor me estoy perdiendo una experiencia épica.

La carga de la Brigada Ligera

La carga de la Brigada Ligera

– Deploreibol

Tags: , , , ,

%d bloggers like this: