Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Ya sabéis que el FMI recomendó recientemente un acuerdo social en España para que los salarios bajen un 10%; dicen que esto ayudará a salir de la crisis. Y ya sabéis quién es el que se ha sumando, en Europa, de forma más entusiasta a esta idea: el mierda de Olli Rehn, comisario de asuntos económicos y monetarios de la UE, y la cara visible del movimiento pro-austeridad que está yugulando a todas las economías del sur de Europa.

"No te escondas detrás de la bandera, saca el morro, que te lo veamos"

No te escondas detrás de la bandera, saca el morro, que te lo veamos

Este carapijo se permite el lujo de hacer una entrada en su blog instándonos a hacer esa reducción salarial para ganar competitividad, con el argumento chantajista de que hay que hacerlo “por los millones de jóvenes españoles que actualmente están sin empleo”. Y sigue con la extorsión: “Los agentes sociales que rechacen esta posibilidad echarán sobre sus hombros una gran responsabilidad nacional en costes humanos y sociales”.

Sepamos en primer lugar quién es este mierda. En la página dedicada a él en Wikipedia conseguimos averiguar todo lo que necesitamos: es un político pelota de los que nunca ha trabajado en todos los días de su vida. Sí, amigos; después de estudiar en Estados Unidos ha estado siempre ocupando puestecillos de paniaguado político en su Finlandia natal: las juventudes centristas, concejal en Helsinki, asesor de un primer ministro… Estuvo un año en la Universidad, pero fue en el Centro de Estudios Europeos de la Universidad de Helsinki; eso no es un trabajo-trabajo. En suma, estamos ante un tío que no tiene ni puta idea de lo que es un trabajo asalariado normal. Esto le coloca a la altura política, digamos, de una Báñez, la ministra de Empleo española que tampoco ha trabajado nunca.

"Un segundo, que me llaman del trabajo... Ah, no, qué gilipollez, si yo no he dado golpe en toda mi vida. Menudo susto me he llevado, qué sensación tan desagradable"

“Un segundo, que me llaman del trabajo… Ah, no, qué gilipollez, si yo no he dado golpe en toda mi vida. Menudo susto me he llevado, qué sensación tan desagradable”

Luego está la chorrada esta de decir que la falta de competitividad de la economía española se debe a los salarios. Pero, vamos a ver: los salarios españoles no sólo son una mierda (como bien sabe todo asalariado normal) sino que ya llevan unos cuantos años cayendo en términos reales, es decir, perdiendo poder adquisitivo, con la correspondiente caída en la actividad económica por la depresión del consumo interno. La receta de este gilipollas ya se está probando, y está resultando desastrosa.

Pero además, lo que más llama la atención de los mierdas como Rehn es que siempre dicen que para aumentar la competitividad (que nuestros precios sean más bajos que los de nuestros competidores, para poder vender más) hay que bajar salarios. Como si fueran los únicos componentes de los precios, tú. No, majo; hay muchas más cosas que hacen que los precios estén altos, sigularmente los costes de las materias primas y los costes clave para que los negocios funcionen: teléfono, alquileres… Y, fíjate tú por donde:

* España tiene unos precios de banda ancha de los más elevados de la OCDE, porque el ex monopolio estatal (Telefónica) tira para arriba de ellos para ganar más dinero, con la connivencia del Gobierno que utiliza a dicha empresa para dar salida a basura como Rato, Urdangarín o Zaplana.

* Los precios de las casas y locales (también los alquileres) no están cayendo todo lo que deberían caer tras el estallido de la burbuja inmobiliaria porque el Gobierno ha creado un “banco malo” para mantener esos precios artificialmente altos, con el fin de que no se arruinen sus amigos banqueros que han llevado este país al desastre.

* Lo de la electricidad es un puto escándalo mayúsculo, con facturas hipertrofiadas para que las eléctricas no dejen de hacer negocio, con la excusa de un “déficit de tarifa” y un sistema de cálculo de precios demencial que no existe en ningún lugar del planeta salvo aquí.

* Las petroleras son un cártel impresentable que pacta precios; por eso, la gasolina es más cara en unos días de la semana y en otros menos.

Es decir, los precios en España son altos no por la mierda de sueldos que cobramos la mayoría, sino porque las grandes empresas de materias y servicios básicos para las demás, protegidas de la competencia exterior por los mismos gobiernos que las privatizaron y colocaron allí a sus amigos, están aprovechándose de la crisis para llenarse los bolsillos a costa del empobrecimiento y el sufrimiento de la mayoría.

Estas empresas se constituyeron hace unos años en un lobby, llamado Consejo Empresarial para la Competitividad, porque hasta la CEOE era demasiado blanda para la operación de enriquecimiento propio que ellas querían acometer. En este Consejo están todas esas compañías clave de las que hablo: las de las telecomunicaciones (Telefónica); los bancos (Santander, La Caixa, BBVA); las grandes productoras y distribuidoras textiles y alimentarias que tienen bien controlado sus sectores (Inditex, el Corte Inglés, Mercadona, Mango), las eléctricas y las empresas de infraestructuras (Iberdrola, Acciona, Ferrovial, ACS) y algunas más.

A veces visitan a Rajoy en La Moncloa, para recordarle quién manda aquí

A veces visitan a Rajoy en La Moncloa, para recordarle quién manda aquí

Esto nuncal no mencionará un mierda como Olli Rehn, que espera conseguir un puesto en el consejo de administración de una multinacional de este estilo al segundo siguiente de poner un pie fuera de la Comisión, y tampoco lo dirán ni los políticos locales (que también quieren un puesto en ellas en el futuro, además de que sus partidos están financiados por todas esas compañías) ni los medios de comunicación grandes (que deben tanto dinero y recaudan tan poco por publicidad que no se les ocurriría antagonizar a un gigante de éstos).

Por eso los precios en España están tan altos. Por eso es más barato comprarte algo en Alemania y que te lo traigan desde allí a la puerta de tu casa que bajar a comprarlo en un centro comercial de tu ciudad. Un experimento, a mí que me gusta la ópera: cuánto vale pedir el Anillo del Nibelungo de Boulez a Amazon.de

menos de 55 euros

Menos de 55 euros

Y cuál es el precio que te cobran en la FNAC en España por lo mismo, sacado de fnac.es

¡Oh! ¡Más del doble!

¡Oh! ¡Más del doble!

Y así con todo. ¿Alguien se cree que esto se debe a que el trabajador español cobra más que el alemán? Esto es que hay cuatro oligarcas que se lo están llevando crudo, y pasa aquí porque somos un país de tarados. Así que, mejor que bajar salarios, los dejamos como están y tratamos al Consejo Empresarial para la Competitividad como la organización terrorista que es. Y de paso, a ver si podemos hacer algo para librarnos de la basura de la Comisión Europea: babosos, inútiles, pelotas, dogmáticos, flipados como Rehn, o como el gilipollas del comisario de Empleo, Laszlo Andor, que vino a recomendar aquí la barbaridad del contrato único que no ha adoptado ningún país porque es una locura. Quizá habría que empezar por OBLIGARLOS a trabajar, para que sepan lo duro que es y lo que cuesta ganar dinero cuando no te lo dan a manos llenas por sentarte en un sillón a decir chorradas y a favorecer a tus amiguitos ricos.

"Esa zanja un 10% más profunda, Olli, que si no no aumentas tu competitividad"

“¿Cómo lo llevas, Olli? Oye, esa zanja, un 10% más profunda ¿eh?”

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , ,

%d bloggers like this: