Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Monthly Archives: August 2013

Para mi vergüenza eterna, no he leído la Divina Comedia, pero como la estructura es más o menos conocida (y lo que uno no conoce, lo puede mirar en la Wikipedia), me ha inspirado para este post, que va dedicado a la gente que te jode la función cuando vas al teatro o al auditorio a escuchar música.

La idea es que, igual que en el libro de Dante el Infierno está dividido en distintos círculos, y a ellos van los pecadores según el tipo de pecados cometidos, no puede dejar de incorporarse a ese lugar de tortura eterna a los espectadores culpables de los siguientes comportamientos:

PRIMER CÍRCULO: LOS LECTORES

A este círculo del Infierno van -según Dante- los no bautizados, los paganos virtuosos… y yo añadiría a los IDIOTAS QUE LEEN EL PROGRAMA DE MANO MIENTRAS SUENA LA MÚSICA, pasando así las páginas: flap, flap, flap… y, en general, despistando con sus movimientos al tipo de la butaca de al lado (que suelo ser yo). Aquí también se incluye a la gente que se trae una novela para leer mientras suena la música, cosa que me deja de puta piedra, porque ¡cuánto más cómodo (y barato) es leer en casa poniéndose música de un disco! Supongo que vienen contra su voluntad a los auditorios y se aburren, pero de verdad me pasma que se aburran TANTO como para tener que sacar una novela.

Con lo a gusto que se duerme en los conciertos, así a media luz, cuando la música es aburrida, lo de sacarse una novela es querer forzar y estropearse la vista gratuitamente

Con lo a gusto que se duerme en los conciertos, así a media luz, cuando la música es aburrida. Lo de sacarse una novela es querer estropearse la vista gratuitamente

SEGUNDO CÍRCULO: LOS LECTORES (ELECTRÓNICOS)

Aquí están condenados los que se dejaron arrastrar por sus pasiones, y LOS QUE MIRAN EL MÓVIL durante el concierto. Si estás esperando un aviso tan importante que no puedes dejar de enredar con el móvil, distrayendo (con la luz de la pantalla) a los que están a tu lado, a lo mejor no tenías que haber venido. Por otro lado, deja ya la pantallita, anormal; la cantidad de cosas que se pierden los colgados estos que no pueden estar un segundo sin el móvil.

Tiradlos al lago y disfrutad de la vida, cretinos

Tiradlos al lago y disfrutad de la vida, cretinos

No hemos acabado con los de los móviles, tranquilos; hay algunos que nos esperan en círculos infernales todavía más profundos.

TERCER CÍRCULO: COF, COF

Aquí son castigados los que cayeron en la gula y los que VIENEN A LOS CONCIERTOS A TOSER. A todo el mundo le puede entrar una tosecilla, y no pasa nada; pero si tienes una gripe y estás tosiendo todo el rato de forma incontenible, no sólo estás jodiendo al resto del público, sino que además tienes muy poca consideración por el prójimo, porque les puedes contagiar: son cientos de personas en un lugar cerrado. Aquí también entran los que aprovechan los descansos entre movimientos para toser a su gusto: según mis cálculos, un 90% del público en las salas de conciertos de España. Pero ¿cuántas veces tose una persona sana al día? ¿una o ninguna? Entonces, ¿por qué cojones en un concierto si no tosen una vez por movimiento no se quedan a gusto?

Toda esa gente tosiendo al unísono... ¿Será la típica pandemia de las películas, que acaba convirtiendo a todo el mundo en zombi?

Toda esa gente tosiendo al unísono… ¿Será la típica pandemia de las películas, que acaba convirtiendo a todo el mundo en zombi?

CUARTO CÍRCULO: LOS MÚSICOS FRUSTRADOS

En él pasarán la eternidad los que se pasaron de avariciosos o de pródigos y los que TARAREAN O HACEN QUE DIRIGEN DURANTE EL CONCIERTO. Esto le pasa bastante a la gente mayor, que cuando viene la parte que conocen se ponen a tararearla o a gesticular imitando al director. Entrañable, pero molesto. Uno viene a escuchar a la orquesta y a ver cómo la dirige un profesional, no un carcamal que, cuando llega lo mejor, se pone a decir “charachán charachán chin-pum”. En según qué conciertos, te puedes dar por jodido como te toque al lado de uno de estos.

Como te toque al lado de uno de estos en un concierto de Strauss, date por jodido

Prepárate para oír “el Danubio Azul” en estéreo

QUINTO CÍRCULO: LOS FILISTEOS

Aquí encontramos a los que se dejaron llevar por la ira, la pereza y al los CAPULLOS QUE VIENEN AL TEATRO A FIGURAR. Son normalmente parásitos de la política y la empresa española a los que les regalan las entradas. Dado el nivel cultural habitual entre los políticos y los empresarios y directivos españoles, podemos afirmar con total rotundidad que al 99% de ellos les tira del pijo el concierto, y a lo único que vienen es a pasear modelito (alguno se trae capa española, tú) y a alternar con otros de su casta durante los descansos. Esto tiene dos efectos perniciosos: a) como hay muchas entradas así regaladas, los precios de las entradas normales suben y le cuestan una pasta a los que de verdad les gusta la música, y b) está todo lleno de capullos, bobos con capa española, tarados de la alta burguesía y de la nobleza y pelotas de los políticos, todos muy proclives a los vicios descritos en el resto de círculos infernales.

Hay que decir que muchas veces esos asientos regalados encima se quedan vacíos, porque nuestra élite es más de otro tipo de espectáculos: ir a ver cómo se maltrata a un animal

Hay que decir que muchas veces esos asientos regalados encima se quedan vacíos, porque nuestra “élite” es más de otro tipo de espectáculos: ir a ver cómo se maltrata a un animal, por ejemplo

SEXTO CÍRCULO: ABANICOS Y ABALORIOS

En este lugar residen las almas de los herejes y epicúreos, y el de LAS SEÑORAS DEL ABANICO. Sí, hay paisanas que van a los conciertos con un abanico de estos de láminas (de los que suenan klaka-klaka-klaka cada vez que los mueves). Y encima, como en este país atrasado existe -como decíamos- la costumbre de emperifollarse para ir a oír música (en vez de ir vestidos normal, como en Europa), estas tipas se ponen todas las pulseras y brazaletes que tienen en casa, de forma que a cada movimiento de brazo la ferretería se entrechoca, y al del abanico hay que añadir el ching-ching-ching de la quincalla. Ya conté en el blog una vez que tuve que aguantar esto; menos mal que las miradas no matan, porque si no me habrían caído 30 años y 1 día.

O una medalla y una pensión vitalicia, en el caso de que me tocase un juez amigo de la música

O una medalla y una pensión vitalicia, en el caso de que me tocase un juez amigo de la música

SÉPTIMO CÍRCULO: LOS ENTUSIASTAS

Ya llegamos al nivel en el que penan los que se dejaron llevar por la violencia, y LOS QUE APLAUDEN ANTES DE QUE DEJE DE SONAR LA MÚSICA. Se ve que algunas personas, arrebatadas por el éxtasis místico que les produce lo que acaban de oír, son incapaces de mostrar el más mínimo respeto a la obra, al compositor y a los intérpretes dejándoles terminar de tocar y bajar los instrumentos; no, tienen que ser los primeros en gritar “¡BRAVO!” y comenzar a aplaudir antes de que dejen de sonar los últimos compases.

Una actitud prudente en los mítines políticos norcoreanos, pero de muy mala educación en el resto de contextos

Una actitud prudente en los mítines políticos norcoreanos, pero de muy mala educación en el resto de contextos

¿Sabes esas personas tan desconsideradas que, en una conversación, empiezan a hablar antes de que el otro termine su frase? ¿No te pone incandescente de odio? pues lo mismo.

OCTAVO CÍRCULO: LOS GOLOSOS

Llegamos ya al punto del infierno en el que sufren los que cometieron fraude y  engaño, y LOS DEL CARAMELO. Siempre tiene que haber un tipejo por concierto que, en la parte más delicada, se ponga a rebuscar en su bolsa y a pelar ruidosamente su puñetero caramelo. Es que parece que los escojan aposta para joder, oye.

"Sí, me da igual el sabor. Limítese a ponerme los caramelos envueltos en el celofán más crepitante, y métamelos en una bolsa de cartón bien crujiente, por favor".

“Sí, me da igual el sabor. Limítese a ponerme los caramelos envueltos en el celofán más crepitante, y métamelos en una bolsa de plástico bien crujiente, por favor”.

Es importante que los caramelos sean de tamaño pequeño, para poder ir comiendo uno tras otro durante todo el concierto.

NOVENO CÍRCULO: NOKIA TUNE

Y, finalmente, llegamos al fondo del pozo abisal: aquí sufren tormento los traidores, los soberbios, y los IDIOTAS A LOS QUE LES SUENA EL MÓVIL. Es acojonante, porque te lo advierten varias veces, con carteles y megafonía, pero siempre, SIEMPRE, hay al menos uno de éstos por concierto. Algún imbécil apocalíptico ha obligado incluso a parar a una orquesta porque su móvil no dejaba de sonar. Francamente, no se me ocurre qué tipo de solución se le puede dar a este problema sin usar la palabra “eutanasia”.

Eutanasia para el móvil, digo; para el dueño, un linchamiento de los de toda la vida

Eutanasia para el móvil, digo; para el dueño, un linchamiento de los de toda la vida

En fin, que hay que armarse de paciencia y ánimo para ir a un concierto, porque al menos un par de tipejos de alguno de los tipos aquí descritos siempre se dan. Si me he dejado alguno, o si queréis compartir alguna horrorosa experiencia, o si queréis meteros conmigo, ahí están los comentarios; pero ya os anticipo que si la crítica es que soy un neuras, un histérico, un pequeñoburgués y un friki del silencio la respuesta es “sí”, “sí”, “sí” y “sí”.

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , ,

¡Que vienen los británicos! Con la flota inglesa a punto de pasearse por las costas del Peñón en pleno conflicto de Gibraltar, me ha venido a la memoria ese entrañable juego, Hundir la Flota.

hundir-la-flota

En realidad, más que entrañable, este juego es un rollo: depende mucho de la suerte, y es además muy abstracto: no representa ningún conflicto particular. Por eso he pensado que se le puede hacer un pequeño ajustillo en las reglas para adaptarlas a lo que sería un conflicto naval por el Peñón: Ingleses contra españoles, como en los viejos tiempos.

La Armada Invencible, los "brotes verdes" del XVI

La Armada Invencible, los “brotes verdes” del XVI

Primero, una rápida recapitulación de las reglas estándar, para los que seáis de Marte y nunca lo hayáis jugado. Hundir la Flota es un juego para dos jugadores. Cada uno tiene un tablero, una cuadrícula de 10×10, sobre la que coloca cinco barcos de distintos tamaños: un Portaaviones (que ocupa cinco casillas), un Acorazado (cuatro), dos Fragatas (tres casillas cada una) y un Submarino (dos).

La gracia es que cada jugador no ve dónde ha colocado el otro sus barcos. A partir de ahí, los turnos se suceden: uno de los jugadores da unas coordenadas (que representan un disparo) y, según cómo estén colocados los barcos del otro jugador, el rival tiene que decirle si ha fallado (“agua”) o si ha dado a uno de sus barcos (“tocado”). Cuando un jugador golpea a un barco en todas sus casillas, ese barco está “hundido”; gana el que hunda antes a la flota del otro.

Al contrario que en Hundir la Bolsa, en el que siempre pierde el accionista de Bankia

Al contrario que en “Hundir la Bolsa”, el juego en el que siempre pierde el accionista de Bankia

Dicho esto, aquí van las Reglas Especiales para Hundir la Flota: Gibraltar Edition, por Deploreibol, que incorporan a este juego tan básico unos retoques para hacerlo más verosímil y ajustado a la realidad:

* Para empezar, los jugadores eligen un bando cada uno: ingleses o españoles.

* El español, antes de empezar el juego, elimina su ficha del Portaaviones. Esto simboliza que España no tiene portaaviones en la vida real: el único que teníamos, que era por otro lado una birria, se ha ido al desguace este año.

* En el primer turno, el español elimina su Submarino del juego: Se le considera hundido. Esto refleja cómo, en la vida real, los submarinos que hacemos los españoles no pueden flotar porque los fabrican con exceso de peso.

¿Quién sería nuestro Harrison Ford para hacer una peli? ¿Antonio Resines?

¿Quién sería nuestro Harrison Ford para hacer una peli? ¿Antonio Resines?

* En cada turno, y en contravención de la norma general (que dice que los barcos no se pueden mover), el inglés podrá mover a cada uno de sus barcos una casilla en la dirección que quiera. Esto representa que los ingleses tienen combustible para sus barcos, y por tanto pueden deambular de acá para alla; en cambio, el jugador español no puede mover sus barcos, porque los recortes han hecho que no haya fuel para ellos.

Para compensar, dan mucho canguelo así parados, como si fueran la flota fantasma, y eso resta moral al enemigo

Para compensar, dan mucho canguelo así parados, como si fueran la flota fantasma, y eso resta moral al enemigo

* Si, a pesar de todo, el jugador español lleva las de ganar en una partida, el inglés podrá, en cualquier momento, levantarse, coger el tablero del español, y estrellarlo contra la pared. Esto simboliza el arsenal nuclear que tiene el Reino Unido (mientras que España no tiene ni una triste bomba atómica). Gana la partida Londres.

¡Aprovechad este Agosto para desempolvar este clásico juego de mesa y echad unas risas con los amigos emulando el conflicto por el Peñón! Para lograr una máxima verosimilitud, se recomienda fumar tabaco de contrabando durante la partida, y tener a mano unas copias impresas del Tratado de Utretch, para que el que juega con España pueda enjugarse las lágrimas. ¡Feliz juego!

Hundido, motherfucker

Hundido, motherfucker

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , ,

El miedo al dequeísmo se ha vuelto tan grande que al final la gente se pasa de frenada y se carga el “de que” incluso cuando es necesario. Ejemplo, un periódico de ayer:

deque
No es por ser pijotero; todo el mundo entiende lo que quiere decir, pero me llena de pesar que ningún editor lo haya visto, siendo sobre todo el titular grande de la página dos. Además, aunque esté claro que el sentido de la frase es el de que la policía “avisa” de que disparará, al ver este tipo de cosas uno se imagina cómo serían las cosas de tomarse lo que dice el titular literalmente: “advertir que” abrirán fuego…

"Germán, a la vista del cariz que toman los acontecimientos y el progresivo deterioro de la situación de serguridad, me veo impelido a aceptar con una certidumbre casi completa el escenario de disparar sobre estas personas"

“Germán, a la vista del cariz que toman los acontecimientos y el progresivo deterioro de la situación de seguridad, me veo impelido a aceptar con una certidumbre casi completa el escenario de disparar sobre estas personas”

En fin. Cosas de recortar plantilla y suprimir el papel clave del lector de textos antes de que las cosas se manden a la imprenta. Menudo camino llevamos.

– Deploreibol

Tags: , , ,

Ya he mencionado otras veces en el blog lo mucho que me apesta eso de la “marca España”, engendro propagandísticto triunfalista que trata de persuadir al mundo (por un lado) y a los españoles (por otro) de lo que no somos. Las tonterías que pone su aborrecible página web no tienen fin, y por eso me voy a detener sólo en una: la subsección “economía e industria” de la sección “¿sabías que…”. Como era de esperar, trata de persuadir a sus lectores a partir de una serie de datos dispersos de que España es la caña. Ejemplo:

No sé yo si 8 entre 500 es como para tirar cohetes, teniendo en cuenta a los pesados que insisten con que somos una de las economías más importantes de la Unión Europea

No sé yo si 8 entre 500 es como para tirar cohetes, teniendo en cuenta a los pesados que insisten en que somos una de las economías más importantes del planeta

Por supuesto, la página no es más que una excusa para hacer descarada propaganda de multinacionales españolas. Lo que pasa es que, a mi juicio, la selección de empresas que han hecho es un poquito… no sé… floja. Por ejemplo, le dan mucha coba al Banco Santander, a su buena imagen y a su presencia en el mercado británico…

Oh, ah, el mejor banco del mundo

Oh, ah, el mejor banco del mundo

Pero omiten destacar, por ejemplo, que año tras año esos mismos británicos califican a Santander, en las encuestas de consumidores, como el banco más mierdoso de su país. Si ponéis en google “Santander worst bank” lo comprobaréis; así, por ejemplo, lo contaba el Daily Mirror hace dos meses.

marca-espana-santander2

Se ve que las multinacionales españolas también exportan sus proverbiales “servicios” de “atención” al “cliente”

No es el único banco que destaca la marca España: también hablan de Caixabank; eso sí, sin mencionar eso tan bueno para la imagen del país de llevar a su empleada Doña Cristina de Borbón -investigada en el ‘caso Nóos’- a Suiza.

Se puede argumentar que el fondo verde nos recuerda a las praderas del país helvético, y el tono de los billetes de 100 euros

Hombre, su política de recursos humanos se podría calificar de ‘innovadora’. Entre otras cosas.

No sólo de bancos vive España; también está nuestra pujante y vibrante industria textil. Al parecer, en 2011 exportábamos un huevo.

Lideramos la estratégica industria mundial de vestidos de novias. Cuidado con nosotros.

Lideramos la estratégica industria mundial de vestidos de novias. Cuidado con nosotros.

¿Sabes qué me pasa a mí? Que soy una persona simple, y no entiendo muy bien los términos de “exportar” e “importar”. Porque, si las camisetas que aquí vendes a 20 euros las hacen unos pobres miserables de Bangladesh por 1,5 céntimos ¿Eso es exportar o importar? Me mareo. Y me mareo más cuando veo la cantidad de gente que trabaja en condiciones de espanto y que palma como alimañas en las fábricas de esos países donde nuestras multinacionales hacen la ropa esa tan buena y barata.

"¡Deploreibol hace demagogia!"

“¡Deploreibol hace demagogia!”

Sí, sí. Si ya lo sé, hombre. La globalización… Es que quieres pagar 100 euros por una camiseta… Si en realidad a los bangladeshíes les viene mejor trabajar así que no tener trabajo… Vale, vale. A los que pensáis eso, no preocuparse, que ya se están ocupando algunos de volver a traer aquí esas prácticas laborales tan de rechupete. Discurso del presidente de CEOE en la Asamblea de su organización, celebrada hace 2 meses:

A su vez, insistir en la flexibilidad interna y de manera concreta en la abundante legislación , desfasada con la realidad actual. Muchas pequeñas legislaciones caminan en sentid o contrario a la competitividad y son herencia del pasado más rancio que debe n modificarse. Por ejemplo, el control del absentismo, las horas extraordin arias, controles de todo tipo, papeleo innecesario. Vivimos en un mundo en tiempo real y rápido, cambiante, ágil, simple. Así deben ser nuestras leyes. Menos y mucho mejores

“Muchas pequeñas legislaciones caminan en sentido contrario a la competitividad y son herencia del pasado más rancio que
deben modificarse. Por ejemplo, el control del absentismo, las horas extraordinarias, controles de todo tipo, papeleo innecesario. Vivimos en un mundo en tiempo real y rápido, cambiante, ágil, simple. Así deben ser nuestras leyes. Menos y mucho mejores.” (18/06/2013)

El link al discurso es público, está aquí (PDF).

Pero sigamos con la marca España. Porque las empresas que ponen como ejemplo no acaban aquí: hay algunas más que también son buenísimas. Por ejemplo:

Roca, Pescanova... ¿dónde he visto yo esos nombres hace poco?

Roca, Pescanova… ¿dónde he visto yo esos nombres hace poco?

¡Ah, sí! Roca, la empresa que despide a multitud de gente, y además despide mal (con lo que los jueces le anulan los ERE), y Pescanova, cuya dirección falseaba sus cuentas en un turbio ejercicio de ocultamiento con cosas muuuuy raras que ya veremos si se explican del todo. Eso sí que es buena MARCA ESPAÑA.

Pero tranquilos, oye, que la página de marca España nos señala con precisión cuáles son nuestros sectores punteros que son la envidia del mundo, con los que tomaremos por asalto los mercados mundiales y que permitirán a nuestro país recuperar el esplendor de Carlos I y Felipe II juntos. ¿Y cuáles son esos sectores, preguntaréis? ¿Cohetes, maquinaria industrial? ¿Nanotecnología, nuevas fuentes energéticas? ¿Rodamientos para tanques, drones? No, no; los piñones, hombre.

¡De esto no tenéis en Alemania! ¿eh, Merkel?

¡De esto no tenéis en Alemania! ¿eh, Merkel?

A por ellos, que nos los comemos. Y los piñones también, ojo.

– Deploreibol

 

Tags: , , , , , , , ,

Esta entrada viene a la sazón de la famosa foto, tomada hoy, de unos niñatos de las Nuevas Generaciones del PP mofándose de un viejo preferentista que había ido a gritar a Cospedal en el día en que la secretaria general del PP tenía que ir a declarar ante el juez por lo de Bárcenas.

Sólo hay una cosa más graciosa que reírse de un viejo que ha perdido todo su dinero, y es quemar a un mendigo

Estamos de acuerdo en que sólo hay una cosa más graciosa que reírse de un viejo que ha perdido todo su dinero: quemar a un mendigo

Fijáos en el fucker que está a la izquierda del todo. Por varias razones, se puede decir que es el arquetipo de pijo, porque lo reune todo: las pulseras en su mano derecha, el polo metido por dentro del pantalón, el cinturón de hebilla dorada, las gafas de sol estilo Fuerza Nueva… pero lo que más mola de todo, de lo que quiero hablar hoy, es de los pantalones rosas que me lleva.

Este tipo de pantalones estrambóticos, para los que no lo sepáis, tienen un nombre: “go-to-hell pants”. Se llaman así porque indican una actitud ante la vida libre y despreocupada; vamos, que te importa una mierda lo que piensen de tí por ser un hortera. No sólo incluyen los colores chillones, sino también los estampados atrevidos; en este sentido, el precursor de este estilo en España fue el siempre inigualable Jaime de Marichalar y sus pantalones de paramecios.

Ahora entendéis qué quería decir, ¿no? Un espíritu libre, sin trabas, "yo soy así" y tal

Ahora entendéis qué quería decir, ¿no? Un espíritu libre, sin trabas, desahogado, generoso.

Para los que no seáis gente de alta alcurnia e impecable gusto, como Jaime y como yo, hay por internet algunas guías para saber cuándo y cómo vestir este tipo de pantalones. Hay que decir que ese tipo de guías deben repartírselas a uno cuando se hace de Nuevas Generaciones, porque he entrado en su web para buscar inspiración para este post, y las dos primeras fotos que me he encontrado tenían a un chico con pantalones rosas en ellas.

A la izquierda, la escuela de verano de NNGG en Sevilla, y a la derecha, la de Cantabria

A la izquierda, la escuela de verano de NNGG en Sevilla, y a la derecha, la de Cantabria

Las costumbres de los jóvenes peperos son enigmáticas para mí, pero me pregunto si esta proliferación de pantalones rosas tendrá algún significado en la organización. Igual son como las plumas en los tocados de los indios o los tatuajes en las bandas callejeras centroamericanas: el que los lleva, es el líder.

"Sois el futuro del partido"

“Sois el futuro del partido”

No es que sea yo el árbitro de la moda, precisamente, y lejos de mí decirle a la gente cómo tiene que vestir; pero sí que me atrevería a sugerir que hay un cierto tipo de look que hay que saber llevarlo. No basta con ser pijo, no; hay que ir más allá, hay que tener una actitud ante la vida y una visión del mundo que te permitan llevar ese tipo de ropa sin que te quede ridícula. Subid arriba de esta entrada y echad un vistazo al pepero de los pantalones rosas. Parece una mezcla entre Monchito y Torrebruno, hombre; los pantalones rosas le superan. Ahora mirad a Gianni Agnelli, el antiguo presidente de Fiat, cuando era joven:

gianni-agnelli
Solapas muy grandes, corbata pillada por el cinturón, pinzas que le abomban el pantalón… ¿y qué? Este chico lleva el conjunto con un aplomo, con ese aire de “todo me da igual, porque soy más rico que Dios” que los italianos llaman menefreghismo, que es capaz de sacarlo adelante. Que esto nos sirva de lección, amigos, especialmente a los jóvenes fachosos de NNGG que se visten por encima de sus posibilidades: mejor dejarle la vestimenta estrafalaria a aquellos que han nacido para llevarla. Además, como todo el mundo sabe, el look de hostigar a ancianos ya se perfeccionó en España hace casi un siglo: camisa azul, correajes, una cadena en una mano y una estaca en la otra. Mira, esa vestimenta sí le caería bien a nuestro amigo de ahí arriba.

– Deploreibol

Tags: , , , , , ,

Hasta que reuna fuerzas para escribir el muy necesario post sobre los emprendedores, hablemos sobre cosas relacionadas con ese mundo. Por ejemplo, el networking: la puta costumbre que tienen los emprendedores de tratar de aprovecharse de cualquier amigo, familiar o conocido para financiar/publicitar/beneficiar a su negocio. La idea, como su propio nombre indica, viene a ser como tejer una metafórica red (de contactos). Pero para los que hemos sufrido esta asfixiante práctica, la idea de “red” viene a ser bastante más literal.

Networking

A la derecha, un empresario haciendo networking

Los que se toman en serio esta idea, es decir, los ofuscados por la nueva ideología del emprendimiento, la llevan hasta las últimas consecuencias, hostigando incesantemente a todas aquellas personas de las que crean que pueden sacar algo. En su concepción más pura, el networking debería funcionar en ambos sentidos: tú me ayudas a mí, y yo te ayudo a tí. Pero no vivimos en un mundo puro, sino en España, el más cerdo de los PIGS, así que aquí el networking va de un caradura tratando de aprovecharse de tí.

Imprudentemente, esta chica se ha dejado hacer networking

Imprudentemente, esta chica se ha dejado hacer networking

Si parezco inusualmente rabioso con este tema, que sepáis que me ha tocado vivirlo. Un amigo de un amigo (a quien yo no conocía) me estuvo revoloteando incesantemente una temporada para que le consiguiera ocasiones de promocionarse. Y oye, es muy molesto, sobre todo por dos cosas: a) por un amigo, muy bien; pero por un tipo al que no conozco de nada que encima es un pesado, nada; b) una cosa es pedir un favor y otra muy distinta hacer que yo trabaje para tí gratis. Qué cara.

Este señor no ha escatimado en networking para impulsar su PYME

Este señor no ha escatimado en networking para impulsar su PYME

La confianza, la amistad… son relaciones naturales y hermosas, mientras que el puñetero networking, cimentado sólo en el interés y en las ganas de hacer dinero, es algo impostado, falso y egoísta. A mí, desde luego, nadie me ha ganado para su empresa con esos comportamientos de pirata sanguinario; se ve que debo ser raro, porque los gurús de las nuevas empresas no hacen otra cosa más que subrayar las bondades del networking. En el link que acabo de poner, te recomiendan para hacer buen networking “seleccionar a tus amigos” (quitar de tu Facebook o Twitter a aquellas personas que te puedan avergonzar). A quien le parezca esto un consejo razonable le deseo buena suerte en el mundo de los negocios, pero ya puede ganar mucho dinero y comprarse colegas o su vida social va a ser más bien cero.

"Nada personal. Sólo networking"

“Nada personal. Sólo networking”

Nada me daría más satisfacción que un emprendedor de medio pelo me quitase de su lista de “amigos”. Con colegas como estos…

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Los veíamos por la tele y nos reíamos: “estos americanos…”. Bueno, pues menos reír, porque ya están aquí, en tu ciudad, en tu barrio, quizá en tu calle. Si vives en el centro de Madrid, SEGURO que estan por tu calle. Son los segways:

Me pregunto de qué se ríen

Me pregunto de qué se ríen

Al parecer, su invención se debe a Dean Kamen, que supongo que será uno de los 666 nombres que adopta el Adversario para tentarnos a abandonar el camino de la dignidad. La presencia de estos trastos se ha ido expandiendo, y ya no sólo lo llevan los horteras al trabajo, sino que se utilizan para distintas actividades. Problema: cualquier ocupación que se haga en segway pierde automáticamente todo atisbo de seriedad. ¿Cómo es posible que algunos países lo utilicen para sus fuerzas de seguridad?

¡Qué marcialidad! Me cago de miedo

¡Qué marcialidad! Me cago de miedo

Algunos ayuntamientos españoles han hecho conatos de usar estos trastos para sus polis locales; entre ellos, claro, Madrid. Pero no es por esto por lo que se ven más estos “vehículos” por las calles de la capital, sino porque hay empresas que organizan tours de la ciudad con segways.

Estos vienen a Madrid a montar en Segway y a visitar un templo egipcio. Son como el del anuncio de Campofrío, que estaba en Nueva York y lo único que quería era un bocata de mortadela

Estos vienen a Madrid a montar en Segway y a visitar un templo egipcio. Son como el del anuncio de Campofrío, que estaba en Nueva York y lo único que quería era un bocata de mortadela

Visitar Madrid en Segway no sólo es antiestético y te convierte en el hazmerreír de los locales, sino que además es una forma de turismo que no te pone en contacto con la ciudad real. No, amigos, si venís a Madrid tenéis que PASEAR por sus calles: torceros el tobillo en algunos de sus múltiples socavones, mojaros la pierna al pisar una baldosa encharcada, oler el repulsivo hedor de la basura que hay por todos lados por los recortes en limpieza… Eso es la experiencia madrileña, que no se puede reproducir cuando uno va zumbando sobre dos ruedas.

"Zumbando" quizá no sea la palabra

“Zumbando” quizá no sea la palabra

Hombre, bájate de ese trasto y ejercita un poco las piernas, que es mucho mejor cansarse un poco que ir por ahí hecho un majadero. Además, los tours que ofrecen por aquí por Madrid carecen totalmente de imaginación: que si irse a la zona del río, que si pasear por el centro y luego tomar un bocata de calamares… Teniendo un Palacio Real y un Madrid de los Austrias, ¿por qué no nos camelamos a los americanos con cosas como…

...una justa de Segway?

…una justa de Segway?

Nada, que a mí no me convencen estos artefactos. Además, a mí, que soy peatón, me toca las narices que estos trastos vayan por las aceras. Que no, que no le veo yo el rollo al asunto este de los Segways. Qué le voy a hacer, a lo mejor me estoy perdiendo una experiencia épica.

La carga de la Brigada Ligera

La carga de la Brigada Ligera

– Deploreibol

Tags: , , , ,