Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Característico de Madrid: las baldosas callejeras mal puestas que, cuando llueve un poco, acumulan agua debajo. En ese estado reposan, como si fueran baldosas cualquiera, hasta que un pobre incauto las pisa y ¡SPLASH! Toda la pierna cubierta de agua.

Chof

Recomiendo pisar la esquina inferior derecha para un “efecto ducha” completo

Ésta de arriba es fácil de ver, pero las jodidas son las que parecen baldosas normales. Son como trampas vietnamitas, parece que alguien las haya puesto aposta para mojar las pencas de los viandantes.

El principio es el mismo

El cine nos ha enseñado que es más fácil pisar estas trampas momentos después de que tu sargento te haya comunicado que “en una semana vas a poder volver a casa, hijo”

Está claro que hay algún principio físico en juego, alguna ley inmutable de la Naturaleza, que es la que hace que el agua que reposa tranquilamente debajo de una baldosa salga disparada en vertical y hacia arriba, desafiando aparentemente la ley de la gravedad para hilaridad del resto de los paseantes. No soy científico, pero dicho principio probablemente tenga que ver con la presión, la tensión superficial del agua, y tener una pazguata y una estúpida por alcaldesa.

Quizá algún otro principio de la física nos pueda explicar por qué su careto parece una máscara mortuoria etrusca, pero es un principio que prefiero no conocer

Quizá algún otro principio de la física nos pueda explicar por qué su careto parece una máscara mortuoria etrusca, pero es un principio que prefiero no conocer

Naturalmente, tener baldosas que ensucian y ponen en peligro a los paseantes es uno de los pilares fundamentales de lo que se conoce como “marca España”, la sórdida estrategia por la que queremos convencer al resto del mundo de que venga a visitarnos para que puedan gozar de las incomodidades y molestias que tenemos que afrontar diariamente los aborígenes. Alguien tendría que decirles a estos capullos de la marca España que, antes de anunciar que España prepara su propia misión a Marte, quizá tendríamos que asegurarnos de que podemos llegar a Medina de Rioseco sin matarnos por el deplorable estado de nuestras carreteras.

Para el que crea que esto es un problema aislado que afecta sólo a no sé qué barrio remoto, le alegrará saber que estas fotos fueron tomadas a cien metros de la Puerta del Sol

Ojo, marca España: estas fotos de baldosas han sido tomadas a cien metros de la Puerta del Sol de Madrid. Visit Spain, motherfucker

Si el abandono y el desprecio a las infraestructuras básicas es tan acojonante en el mismísimo centro de Madrid (aquí, por ejemplo, lo que poníamos hace poco del carril bici que pasa por el kilómetro cero), no quiero ni pensar lo que pasará en los barrios de las afueras o en los pueblos de la comunidad que quedan a desmano.

Aquí, unos vecinos de la Sierra paseando a su gusto por la Gran Vía de su pueblo

“El nuevo pavimento no acaba de desaguar”

Así que ya sabéis, visitantes de fuera: cuando vengáis a Madrid y llueva, calzado resistente al agua y ojos atentos al suelo, que cualquier baldosín puede ocultar una trampa. Y si te parece que exagero…

...atrévete con esta calle, valiente

…atrévete con esta calle, valiente

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: