Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Monthly Archives: April 2013

No sé si sois como yo, pero a mí me pasa que, cada vez que me levanto después de una noche de sueño, me falta un no se qué para afrontar el día con buen pie. Oye, me ducho, doy un paseo con el perro, me tomo un café y todo eso, pero… no sé… necesitaría un “algo más” para poder decir: “Estoy listo para comenzar un nuevo día, en el que me encontraré a maleducados, chivatos, pelotas, sicofantas y demás basura humana”. Es decir, un día normal.

Y precisamente ha sido el paseo con el perro el que me ha dado la clave: lo fundamental para empezar un buen día está en ESTIRARSE BIEN. Pero no como hacemos los humanos, levantando torpemente los brazos…

Esto no es estirarse ni es ná

Esto no es estirarse ni es ná

Sino como los perros, poniendo todos los músculos del cuerpo a trabajar. Primero los de delante…

Esto, según mi Wii Fit, se llama "saludo al sol" y lo pueden hacer las personas. Yo lo intenté una vez y os aseguro que no.

Esto, según mi Wii Fit, se llama “saludo al sol” y lo pueden hacer las personas. Yo lo intenté una vez y os aseguro que no.

Y luego los cuartos traseros…

Qué cara de satisfacción

Esto se llama “satisfacción vital”

Después de este estiramiento completo ¿Quién no estaría listo para enfrentarse con lo que le echen? Por eso yo apelo desde aquí a los científicos para que dejen de investigar cosas absurdas como el grafeno y demás chorradas, y que se pongan a trabajar en una máquina que nos permita a los seres humanos empezar la mañana estirándonos completamente. Así, de paso, podríamos jubilar todas esos cacharros inútiles de los gimnasios, que lo único que sirven es para cansarse y para hacer el ridículo.

Esto, por ejemplo, se llama "elíptica". Sirve para ejercitar, vía carcajadas. los músculos de la cara de los que miran a los que la usan.

Esto, por ejemplo, se llama “elíptica”. Sirve para ejercitar, vía carcajadas, los músculos de la cara de los que miran a los que la usan.

– Deploreibol

Tags: , , , ,

¡Hola amigos! La degeneración y simplificación de todo lo que hay en nuestro país alcanza también por supuesto a las artes, y uno de los campos en los que se nota más es en el de los concursos literarios de medio pelo. Ahora, toda empresita u organización cutronga con ínfulas culturales va y te organiza en menos que canta un gallo un concurso literario, bajo estas dos condiciones:

**** Que sea de microrrelatos

**** Que el premio sea irrisorio

Los putos microrrelatos. Los organizadores de concursos literarios se han vuelto tan vagos que ya ni siquiera convocan concursos de relatos, cuentos o –mucho menos- novelas. No, ahora son los microrrelatos, cuatro líneas de paridas por aspirante para que los miembros del jurado ni siquiera tengan que hacer ademán de hojearse un par de páginas antes de dar el premio al enchufado al que ya iban a dárselo de antemano.

“Y el premio al mejor microrrelato es para… ‘Qué elegantes los hombres que llevan medallas en los riñones’, escrito por ¡mi yerno! ¡Enhorabuena, José Joaquín!”

“Y el premio al mejor microrrelato es para… ‘Qué elegantes los hombres que llevan medallas en los riñones’, escrito por ¡mi yerno! ¡Enhorabuena, José Joaquín!”

Como ejemplo de esta moda basurosa, y también de la tendencia de dar premios simbólicos y chorras, fijaos en esta convocatoria que hace la Asociación Empresarial Eólica, la patronal de las empresas de los molinillos estos que tan bonitos quedan en el monte.

Como era de esperar, la convocatoria llama a enviar “microcuentos” relacionados con el sector. Los requisitos: “deben llevar titular, no exceder de 100 palabras y tratar sobre cualquier tema relacionado con la energía eólica”. Y agárrate los machos por si ganas, porque el premio es…

…la visita a un parque eólico con posibilidad de subir a un aerogenerador (siempre que las condiciones climatológicas lo permitan). Además, el relato ganador y los finalistas serán publicados en la revista Energías Renovables y en su página web, además del blog de AEE Somos Eólicos.

Se necesita ser rata para que el premio sea publicar el cuento en tres sitios que no debe leer ni el que los escribe, y subirse a un molinillo (¡cosa que además ni siquiera está garantizada, porque depende del tiempo, que ellos llaman “climatología”!)

La climatología quiso que, justo en el momento de la visita, un meteorito alcanzase al aerogenerador. Qué fatalidad

La climatología quiso que, justo en el momento de la visita, un meteorito alcanzase al aerogenerador. Qué fatalidad.

Me preocupa que la patronal de la energía eólica no tenga muy clara la diferencia entre “climatología” y “meteorología”. Pero con todo, para que no se diga, ahí va mi microcuento, a ver si gano. Con titular y todo, menos de cien palabras:

Muerte entre los aerogeneradores

Por Deploreibol

“¡Directivos de la patronal eólica! Yo, el Dios de las Tormentas, os he convocado aquí para juzgaros. Os habéis aprovechado de las primas a las renovables para que la factura de vuestros molinillos la paguen todos los españoles vía déficit de tarifa. Por eso, ¡Morid! ¡Que este huracán que os envío maneje vuestros cuerpos como peleles y los estrelle contra las aspas de vuestros aerogeneradores! ¡jajajaja! ¡Mirad como vuestra sangre tinta la blancura de los molinillos! ¡Me complace este espectáculo grotesco!”

“¡Ay, que se me escapa uno! ¡Toma castaña, listo!”

“¡Ay, que se me escapa uno! ¡Toma castaña, listo!”

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Qué mal habla la gente y, sobre todo, qué mal escribe. No digo faltas de ortografía, hoygan, y demás. Digo cuando se ponen exquisitos y tratan de realzar una prosa normal y funcional para darle (lo que creen que es) más solemnidad y empaque. Ejemplo: Cercanías de Renfe en Madrid.

Primero, el luminoso de la estación que te informa del tren que viene. ¿Por qué dicen que el próximo tren “efectúa parada” en las estaciones tal, tal y cual? ¿Por qué “efectúa”? ¿Por qué no decir simplemente “Este tren PARA en plim, plam y plom”? Que me expliquen qué punto extra le da a la cosa lo de decir “efectúa”.

Un segundo más y no lo pillo

Un segundo más y no lo pillo

Pero cuando entras en el tren no te creas que la cosa mejora. Dentro te esperan unos cartelitos por todos lados que te informan de que el vagón es una “zona videovigilada”; vamos, que hay cámaras controlando lo que pasa. Dejemos lo de “videovigilada” al margen (aunque también tiene su tela): debajo te informan de que, si no te va eso de que te graben, puedes protestar de acuerdo con lo dispuesto en no sé qué ley. Pero ¿para qué ponerlo normal, cuando puedes decir…?

Ejercitar

…”ejercitar”?

¿En serio? ¿EJERCITAR? ¿Y por qué no “ejercer”, hombre? Es lo mismo, solo que… no sé… “ejercitar” es como más cansado, ¿no? A mí eso de “ejercitar” me evoca un gimnasio lleno de maquinolas fatigosas.

Si desea ejercer sus derechos, pase a la oficina de abajo. Si desea ejercitarlos, suba a paso ligero a nuestras dependencias situadas en la cima de esa colina.

Si desea ejercer sus derechos, pase a la oficina de abajo. Si desea ejercitarlos, suba a paso ligero a nuestras dependencias situadas en la cima de esa colina.

Por otro lado, eso de “ejercitar” también suena muy marcial, muy militarote. De verdad, este lenguaje tétrico, pseudo-leguleyo y cuartelero de los que “efectúan paradas” y los que se “ejercitan” me llena de desazón.

Un señor ejercitando su derecho a efectuar parada en una lavandería

Un señor ejercitando su derecho a efectuar parada en una lavandería

Ejercitemos nuestro derecho a hablar normal. Por favor.

– Deploreibol

Tags: , , ,