Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

El otro día ví Prometheus y tengo que decir que me parece una de las películas más estúpidas que he visto en mi vida. Podría incluso decir la que más, si no fuera porque en su momento ví 20 minutos de Van Helsing, hasta que el sangrado de mis orejas se hizo demasiado intenso y tuve que dejarlo.

Siguiendo la línea habitual del blog, en el que usamos un caso concreto como ejemplo para deplorar toda una categoría general, vamos a apoyarnos en Prometheus, presunta precuela de Alien, para iluminar las mamarrachadas del cine actual, singularmente esa aberración de hacer precuelas, secuelas, spin-offs y todo lo que sea necesario menos algo original y atrevido.

A partir de aquí, spoilers a porrillo.

1- ¿Por qué lo llaman “precuela”, cuando quieren decir “lo mismo”?

Vamos a ver: esta peli no es que sea una precuela de Alien, es que es Alien rodada otra vez (solo que en estúpido).

La línea argumental es la misma. Pero igual, vamos: unos incautos van por el espacio a un planeta a investigar una movida por cuenta de una megacorporación; la megacorporación busca a un monstruo, aunque no se lo dice a los incautos; un androide putea a los incautos por cuenta de la megacorporación; el monstruo se va comiendo a los incautos menos a una, que al final deja un mensaje al resto de la humanidad como última superviviente.

Vamos, la vieja historia de "chica-conoce-monstruo"

Vamos, la vieja historia de “chica-conoce-monstruo”

Los personajes principales están calcados, solo que en Prometheus son de cartón-piedra. Así, tenemos a la prota que valientemente trata de resolver el desaguisado que sus superiores no saben o no quieren resolver…

Un personaje con el que todo asalariado español se puede identificar: alguien a quien su empresa putea

Un personaje con el que todo asalariado español se puede identificar: alguien que tiene un cabrón como jefe y a quien su empresa putea

…el androide que trabaja para la megacorporación, y que además tiene un punto sádico…

Y de los que al final sólo queda la cabeza

Y del que al final sólo queda una cabeza parlante, para que se vea bien claro cómo los guionistas se quedaron sin ideas

…un ser de mirada inescrutable que deambula por la nave sin que sepamos muy bien por qué…

A decir verdad, el gato a veces actúa un poco

A decir verdad, a diferencia de Theron, el gato a veces actúa un poco

Y así podríamos seguir: el/la histérico/a que pierde la cabeza y se lo merienda primero el monstruo, el tipo de carácter mercenario que al final se sacrifica… LA MIS-MA PE-LÍ-CU-LA. Pero en mala.

2- ¿Por qué nos toman por idiotas?

Esta película, como las americanadas de los últimos tiempos, parten de la siguente premisa: “el espectador es idiota, y hay que explicárselo todo para que su experiencia cinematográfica sea satisfactoria”. Por ejemplo:

Los personajes vienen muy marcados por su profesión. Una cosa muy americana, lo de que la gente tenga como trabajo lo que más le gusta del mundo. Por ejemplo, uno de los personajes es geólogo y dice en un momento dado algo así como: “Yo no vine aquí para esto. Yo vine aquí para estudiar las rocas. ¡Rocas! ¡Me encantan las rocas! ¡Por eso soy geólogo!”. Una gran gilipollez. Si todos nos dedicáramos profesionalmente a lo que nos gusta, no habría más que ginecólogos y urólogos.

El urólogo de a bordo, examinando una resonancia de una inflamación testicular

El urólogo de a bordo, examinando una resonancia de una inflamación testicular

– A pesar de venir muy marcados por su profesión, los personajes hacen caso omiso de las reglas más básicas del método científico. Mira, yo soy de letras, y no sabría diferenciar entre un ribosoma y un aparato de Golgi aunque me fuese la vida en ello. Pero sí se que en un planeta desconocido, por mucho que la atmósfera sea respirable, NO HAY QUE QUITARSE EL CASCO aunque te apetezca respirar una bocanada de aire puro. Bueno, pues estos idiotas de mierda no sólo hacen eso, sino que tocan sustancias rezumantes, abren puertas que claramente llevan a sitios peligrosos sin tomar precauciones, e incluso VACILAN A UNA SERPIENTE GIGANTE CON FORMA DE PICHA que, freudianamente…

Que aproveche

Que aproveche

Las cosas te las explica un señor, en vez de dejar que las averigües. No, en serio. A mitad de la peli, el capitán le dice a la prota: “Este planeta es una base militar de los marcianos, que crearon un arma que se los cepilló a ellos, pero lo que querían hacer es ir a la Tierra y matarnos a todos”. Por si no lo habías pillado ¿ves? ¿Para qué revelar una trama con mimo y mano izquierda, mediante la actuación de tus intérpretes y el buen hacer del director, cuando puede venir un tío y decírtelo a la jeta por si el espectador más tonto del cine está perdido? Afortunadamente nos quedan los clásicos del cine, en el que se empleaba la sutileza. Por ejemplo, en Espartaco la pregunta era “¿ostras o caracoles?”, y no…

"Que si follamos"

“Que si follamos”

3- Esta peli está mal hecha

Los personajes y los diálogos son basura. Es decir, están muy mal escritos, no tienen sentido. En un momento de la película, para que no quede nada de Aliens por imitar, la prota se enfrenta a una dura realidad: tiene un alienígena en la tripa, que amenaza con salírsele rompiéndole el estómago. Para evitarlo, se hace una especie de autoaborto con un robot médico que la opera así, en vivo: cesárea, sacar al bicho, grapas en el abdomen y andando.

Las autooperaciones, una realidad no tan lejana aquí, en la Comunidad de Madrid

La autooperación, uno de los pilares del modelo de sanidad eficiente que nos trae la Comunidad de Madrid y que estos rojos peligrosos de la foto no parecen entender

Bueno, pues después de esta ordalía, la chica entra en una habitación llena de gente. ¿Tú te crees que alguien le dice algo de la horrible autooperación a la que se ha sometido? Nada, todo el mundo conversa como si nada hubiera pasado. Imagínate que en la vida real te encontrases con una persona que hubiese pasado por eso. ¿No le ofrecerías, no sé, una silla para sentarse y descansar? No en Prometheus, forastero.

Se le nota que está cojonudamente, vamos

Se le nota que está cojonudamente, vamos

Maquillan a un joven de viejo, en vez de usar a un viejo de verdad. Los efectos especiales han avanzado mucho, pero hay algo que todavía no han logrado: hacer que un joven parezca viejo. Bueno, pues a pesar de todo en esta peli van y maquillan a un joven para que parezca viejo, en vez de usar a un abuelo, con este resultado:

En "La princesa prometida" quedaba mejor

En “La princesa prometida” quedaba mejor

Ni parece viejo, ni (cuando anda) lo hace como un viejo, ni nada. No sé por qué no han utilizado a un actor mayor en vez de esta pantomima.

Bueno, que podría seguir porque esta peli no hay por dónde cogerla, pero para qué: los males son los comunes a todas estas pelis modernas que estrenan todos los meses. Malos guiones, pocas ideas, personajes sin sustancia en los que tratan de sustituir la personalidad por peculiaridades absurdas (por ejemplo, el capitán toca el acordeón. Qué interesante, qué gran profundidad le da eso al personaje). Tenía bastantes esperanzas en esta peli, pero mi gozo en un pozo. Casi mejor si no voy a ver El Hobbit, porque me temo lo peor.

– Deploreibol

Tags: , , , , , , ,

%d bloggers like this: