Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Hace unos días se anunció que Disney compraba Lucasfilm y que entre sus proyectos estaba hacer tres pelis más de Star Wars: los episodios VII, VIII y IX. Temor y expectación a partes iguales. ¿Se profundizará aún más la caída en el Lado Oscuro, o éstas son las pelis llamadas a traer a la Fuerza larga vida y prosperidad?

Empezamos mal

Si no existieran los episodios I, II y III, este post empezaría con la palabra “Odio”: Sería para mí una herejía enredar con el legado de Star Wars. Pero como el propio Lucas profanó la saga con las deplorables películas antedichas, oye, quién sabe, hasta pueden ser buenas las que vienen. Dicho esto, algunas cosas que yo creo que se deben evitar:

NI HAMILL, NI FISHER, NI FORD

No, por favor. Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford ya se han ganado un lugar de honor en el panteón de la ciencia-ficción con sus papeles en la trilogía original; no la jodamos metiéndolos con calzador en las nuevas películas. Existe un precedente muy claro de por qué es una mala idea traer a un actor mítico a hacer una nueva peli de una saga magnífica muchos años después: El propio Harrison Ford en ese esperpento llamado Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal.

Hasta el título es idiota

La peli ésta es un rollo, en la que presentan a Indiana Jones como un vejestorio patético (como suele hacer Hollywood con los personajes y actores mayores), llena de acción sin sentido, con un argumento demencial y con un actor joven que se supone que ha de recoger el testigo de Jones, pero que tiene menos carisma que mi primer personaje de Dungeons & Dragons.

Ah, Krognak el bárbaro. Como el buen vino, rico en matices.

No volvamos a hacer esto. Evitemos también los cameos innecesarios. Miremos para escarmentar a la última peli de Star Trek, la de 2009: Muy buena. ¿Quién sobraba? Nunca pensé que fuera a decir esto, pero sobraba Leonard Nimoy. Su personaje es el equivalente al de la tipa ésa del anuncio de lejía.

“Hola, soy tú. Vengo del futuro para decirte que un romulano loco va a destruir tu planeta, y que Neutrex Oxígeno Activo acaba con las manchas con las que otras no pueden.”

NO RESUCITAR A DARTH VADER

La última vez que vimos a Darth Vader fue en su pira funeraria en la luna de Endor. Pero ¿y si ése no fuera el final? ¿Y si un espía imperial se hubiese infiltrado y hubiese robado subrepticiamente algo de material genético del que queda en la pira? ¿Y si lo hubiese llevado a alguna instalación militar secreta, y un grupo de leales lo hubiese metido en un tanque bacta especialmente preparado? ¿Y si…? Ya sabéis dónde voy. En medio del episodio VII uno de los personajes dice “No tengo ninguna fe en este plan”. Suena una música dramática, se abre la puerta y, tachán…

“Su carencia de fe me sigue resultando molesta”

Esto, amigos, frase-tributo incluída, es algo que hay que evitar. Degrada al personaje, que ya ha cumplido su ciclo. Los episodios I a VI nos han contado la vida, caída y redención final de Anakin Skywalker. Descanse en paz. No lo volvamos a sacar. Pero si sucede lo peor y lo reviven, esperemos que por lo menos no caigan en el desastre completo, y eviten la tentación de hacer una versión “mejorada”. Esto es, “darle una vuelta” al personaje combinando por ejemplo su material genético con otro, para darle una nueva personalidad…

“Quillo, qué jartá de morir ¿Se va por aquí a Shiclana?”

…O tratar de aumentar el interés haciéndole “más”: más peligroso, más poderoso, más malvado…

“Leo en tu mente que acabas de empezarte ‘Anna Karenina’. Que sepas que se tira al paso de un tren. ¡Spoilers! Hahahahaha… mi maldad no conoce límites”.

Habréis observado mi delicadeza al no fastidiar el último de “Juego de Tronos” al que no se lo haya leído. En fin.

NO SENTIRSE LIMITADO POR EL UNIVERSO EXPANDIDO

Confieso que no sé nada de la ingente producción de novelas, cómics y demás que continúan la historia de Star Wars y que reciben el nombre de “Universo Expandido”. Me leí un libro hace mucho tiempo del que no recuerdo casi nada; sólo que había un general imperial o algo así que era capaz de conquistar a los pueblos observando su cultura y su arte: con eso conseguía saber todo lo que necesitaba sobre sus fortalezas y debilidades. Probablemente, los madrileños nos libraríamos de caer en poder de este señor si entre sus observaciones culturales incluyese la programación del Teatro Real…

“No, no conquistemos a éstos… bastante desgracia tienen ya con lo suyo…”

Bueno, que no sé nada del Universo Expandido, y por tanto no sé si hay material ahí como para sacar buenas películas. Pero lo que sí creo que debían hacer los de Disney es no sentirse limitados por lo que el Universo Expandido ha establecido. Es decir, si se les ocurre una buena idea que contradice lo de las novelas, que tiren p’alante e ignoren los libros. Si empiezas a preocuparte por la continuidad con lo que establece la novela número XXVIII sobre la bisnieta de Han Solo, no gozarás de libertad creativa suficiente como para hacer un peliculón.

La nuera del ewok Wicket es a Star Wars lo que Tom Bombadil al Señor de los Anillos

AYÚDAME, OBI-WAN KENOBI… ERES MI ÚNICA ESPERANZA…

Por último, unas palabras de esperanza y aliento para los fans de Star Wars: las pelis que vienen pueden ser buenas. La comparativa nos dice que hay motivos para el optimismo. He aquí, en forma gráfica, una proyección que me he hecho a partir de los datos recopilados con un fenómeno anterior y paralelo: Star Trek. Si los bandazos en calidad de ésta última saga sirven de modelo, después del nadir del Episodio III puede venir un repunte en calidad, igual que después de Enterprise vino la peli de 2009.

Nota para los poco friquis: la línea de canon marca la frontera a partir de la cual no es oportuno aludir al producto en cuestión como perteneciente a la saga. Frases como “la serie que más me gusta de Star Trek es Enterprise” o “Hablando de Star Wars, en el Episodio III…” son consideradas una falta de etiqueta muy grave, que pueden acarrear al infractor el ostracismo social, la expulsión de unas jornadas e incluso, en los casos más flagrantes, el lanzamiento de un dado de 20 caras contra su jeta.

Las críticas son por supuesto bienvenidas, y espero que quede claro que en ningún caso mi intención ha sido la de provocar ni polemizar tratando de sentar cátedra con afirmaciones categóricas. Dicho esto, Kirk es un capitán infinitamente superior a Picard, y el que diga lo contrario es un tarugo que debería levantar más el culo de su silla y ver mundo (igual que Picard).

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , , ,

%d bloggers like this: