Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

El viernes de la semana pasada salió la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año. La EPA se considera el mejor termómetro de la situación del empleo en España, y el termómetro marca que “mierda”. Pero peor que los datos han sido las distorsiones que ha querido introducir el Gobierno, hechas a partes iguales de propaganda y trolas. Algunas reflexiones, a partir de las falsas afirmaciones de los representantes del Gobierno y su contraste con la dura, dura realidad de los datos (la mayoría de las cifras de la EPA que aquí se sacan se pueden ver en la nota (PDF) que publica el INE; si no, en el propio texto se pondrá el link apropiado):

– Que en este pasado trimestre, con recesión, hayamos sumado 85.000 parados y que en el mismo trimestre de 2011, con estancamiento, aumentaran en 144.700 (PDF) no quiere decir que estemos frenando el ritmo de destrucción de empleo, como dice el Gobierno. Quiere decir que estamos tocando puto hueso ya, que casi no se puede despedir a más gente. “Casi”, pero tranquilos, que los empresarios van a encontrar más fórmulas, y si no, se las van a dar entre este Gobierno y la troika cuando entren a saco con el rescate (véase si no lo que le acaban de exigir a Grecia).

Haciéndoles de paso la campaña a estos tíos que, como a todos los tontos, les gustan las bengalas

– Que la reforma laboral no va a frenar la sangría de destrucción de empleo y luego a crear trabajos de calidad -la línea de propaganda habitual del Gobierno- se aprecia perfectamente cuando se mira qué tipo de empleos se están destruyendo: el pasado trimestre se destruyeron 179.400 empleos indefinidos, que se dice pronto. A cambio, se crearon 15.300 empleos temporales, es decir, una birria de empleos, por número y por calidad.

– Que aumenten los emprendedores lejos de ser un signo “esperanzador“, como cree el Gobierno, es un síntoma de precariedad, de economía sumergida y de empeoramiento de la situación de la Seguridad Social. Vamos a los datos. El Gobierno lleva a gala que ha aumentado en 65.100 el número de trabajadores por cuenta propia. Pero de esos, el 86,78% son “empresarios sin asalariados o trabajadores independientes”. Es decir, lo más probable es que la mayoría sean gente despedida de sus empresas y que se hayan puesto a hacer lo mismo que hacían antes pero por su cuenta, o sea, pagando 200 euros al mes como autónomos, cotizando por bases más bajas (les quedará una pensión peor) y muchas veces trabajando para el mismo empleador que antes pero en condiciones más precarias. Un destino muy típico de los miles de personas que se van a la calle en empleos de periodismo, comunicación, consultoría y demás.

Le faltan las palabras “gratis” y “Huffington Post” y lo habría clavado, oye

¡Pero espera! Muchos de ellos habrán pasado directamente a la economía sumergida. De hecho, mientras que la EPA dice que en el tercer trimestre han aparecido 65.000 empleados por cuenta propia MÁS, los registros de afiliación de la Seguridad Social dicen que entre junio y septiembre hay 61.216 afiliados no asalariados MENOS (es el PDF que se llama “datos afiliación Septiembre 2012”, página 7). Está claro que hay muuucha gente que se ha tenido que poner a hacer chapuzas por su cuenta, sin darse de alta ni pagar impuestos, porque de otra forma no puede vivir. Éstos son los “emprendedores” que esconden las cifras, y no la imagen idealizada que vende el Gobierno.

Simbolizada por vomitivas fotos de este tipo: señores vestidos de traje corriendo. Puaj.

– En esta última EPA el Gobierno ha mandado poner un nuevo indicador para apreciar la marcha del empleo público y la del empleo privado. Lo han hecho claramente para vender que se está frenando la caída del empleo privado, y que donde hay destrucción de empleo es ahora en el sector público, algo que presentan como buena noticia (¿?) y como algo necesario, resultado del “inevitable” ajuste que están haciendo sobre todo las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Un pensamiento bellamente expresado por la ministra de Empleo con esta frase: “Quiero decir también con toda claridad, para el Gobierno son también personas aquellas que se van al paro en el sector público y nos preocupan igual. Lo que también es cierto es que se está produciendo el ajuste en el sector público necesario para que nuestra economía vuelva a crecer y a ser competitiva”.

Cuando decimos “personas” lo hacemos en sentido amplio: admitimos que son antropoides bípedos. Como los ‘bakalas’, vamos. No del todo… humanos

Bueno, dos cosas sobre toda esta metralla: Primero, no es verdad que se esté destruyendo más empleo en el sector público. En este trimestre que acaba de terminar se han perdido 49.400 empleos públicos y 47.600 privados. Casi igual, vamos. Y teniendo en cuenta que el tercer trimestre son los meses de verano, cuando se supone que el turismo tira de la economía y se crean empleos (privados) a puntapala, no sé yo muy bien si el Gobierno está demostrando lo que quiere o precisamente lo contrario.

Segunda cosa: ¿desde cuándo es una buena noticia que se destruya empleo público? El propio Banco de España decía hace unos días en su Boletín Económico de Octubre que en fin de año el consumo se iba a pegar una buena leche por el recorte de la paga de navidad de los empleados públicos (PDF, página 16, último párrafo). Pues si, además de recortarles el sueldo, sigues echando a más gente en el sector público, ya me dirás cómo va a ir el consumo (sin el cual, por cierto, la economía se va al garete). Un indicador lo han dado ayer las cifras de comercio al por menor: una mierda (PDF). Así que no veo yo por ningún lado la buena noticia ésa que nos trae el Gobierno con la caída del empleo público.

“¡La buena noticia es que no habrá que fusilar funcionarios, tal y como barajábamos en el borrador de los Presupuestos!”

Vamos, que lo que nos faltaba para redondear los datos de paro es un montoncito de patrañas. Si quieres ver los argumentos completos del Gobierno, están en esta laaarga y aburridísima rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del pasado viernes. Sáltate el principio; lo gordo está en las preguntas.

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , ,

%d bloggers like this: