Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Ahora que, con el calor, los brazos se desnudan, las piernas se descubren y los hombros se destapan, vemos por la calle mucho tattoo. Son más o menos bonitos, o mejor o peor hechos, yo de eso no digo nada; yo no me haría un tatuaje, pero tampoco me parece mal que la gente se los haga. De hecho, hay dos tipos de tatuajes que apoyo sin reservas: los artísticos o graciosos, porque su observación proporciona placer…

Un poco de tinta y un poco de piel sintetizando a la perfección el espíritu norteamericano

… y los informativos, porque te dan pistas útiles sobre tu entorno y cuál es el curso de acción más apropiado:

Por ejemplo: CORRE

Lo que sí me parece una gigantesca tontería es hacerse uno de esos horribles tatuajes genéricos que no tienen ningún significado. ¿Para qué, por ejemplo, querría uno grabarse en la piel para siempre uno de esos horribles alambres de espino que se ponen los macarras en los brazos? ¿Qué significa eso? ¿Qué dice de tu personalidad, cuando decides tatuarte la misma cosa que millones de personas en todo el mundo? Y no me vale la respuesta de que “me gusta”; majo, los gustos cambian, pero los tattoos son PARA SIEMPRE, así que hay que pensárselo muy bien antes de ponerse la primera mierda que a uno le apetezca en su pellejo.

¡Ta-chán! Ya nunca podrás ir a un teatro sin tener que llevar un jersey de cuello vuelto

Hay muchos tatuajes absurdos, y hay páginas que se dedican a documentarlos. Para no aburrir, sólo daré dos ejemplos de lo que me parecen tattoos sin ningún sentido: uno son las estrellitas que millones de muchachas (y muchos muchachos) se graban en los hombros o en el cuello. Estrellas de cinco puntas, sin más ¿Por qué? ¿Qué nos dice eso de tí?

¿Te interesa la astronomía, o algo?

Otro ejemplo de tatuajes que no entiendo: los llamados tribales. Son patrones más o menos esquemáticos, supuestamente inspirados en las marcas de los indios, o de los aborígenes australianos o americanos. ¿Por qué? ¿Por qué alguien se pone algo así en la piel (fuera de una tribu, claro, en las que son el equivalente a un esmoquin)?

“¿Voy bien así para el bautizo, o un poco demasiado formal?”

Además, al contrario que las estrellas, que son más o menos inofensivas, estos sí que tienen un riesgo. La gente que se los hace tira del manido “me gusta”, sin pensar en el significado del tatuaje. Y está claro que no tiene ninguno AQUÍ, en la Europa del siglo XXI, pero imagínate que durante un viaje a la Selva Amazónica descubres por las malas que ese patrón que te parecía tan bonito después de todo sí que significaba algo.

“Concentrad el tiro en el rostro pálido que proclama en su piel que defeca en nuestros antepasados”

El consejo: si no estás seguro, no lo hagas. Y si quieres  probar, pues ponte antes uno de henna o algo, no vaya a ser que la cagues. Recuerda: por mucho que te guste ahora, un tatuaje es para siempre. ¿Y qué dura siempre? ¿El amor? ¿Bear Stearns? Pues eso.

– Deploreibol

Tags: , , ,

%d bloggers like this: