Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Monthly Archives: April 2012

Un día más, una nueva mentira del Gobierno. Esta vez, a tomar por saco con la promesa de que no iban a subir el IVA. La colección de falsedades y compromisos ignorados durante estos (pocos) mesecitos de mandato de Rajoy empieza a ser ya muy larga. No es que otros lo hayan hecho menos, pero es que la velocidad a la que estos incumplen sus promesas electorales es verdaderamente increíble. Y yo lo atribuyo todo a la fórmula de juramento de los cargos.

Y es que cuando los ministros asumen su cargo tienen que pronunciar una fórmula absolutamente pasada, que no dice nada, recogida en un apolillado decreto de prácticamente el día después de la Transición. La fórmula es:

Juro (o prometo) por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de …………… con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Ya ves. Lo dices, te dan el cargo de ministro, y luego ya puedes dedicarte a hacer todo tipo de tropelías. Pues no debería ser así. El juramento debería ser tan recio que sólo pensar incumplir los compromisos que has adquirido para lograr tu cargo debería llenarte de acojono. Para arreglarlo, propongo unos sencillos pasos que en mi opinión conducirán a que los políticos se tomen en serio sus promesas. Ahí van:

1- Poder cambiar lo del Rey y la Constitución

Igual que a un tipo que asume su cargo le dejan elegir entre decir “juro” o “prometo”, en función de si cree o no en cosas sobrenaturales, también deberían dejarle cambiar el objeto de su promesa de lealtad y guarda. A ver, ¿a quién le importa jurar “lealtad al Rey”? ¿Qué es esto, el siglo XV? Y en cuanto a lo de “guardar y hacer guardar la Constitución”, menuda pamplina: un texto que se cambia con agostidad y alevosía de espaldas a la ciudadanía no suscita mucho respeto. Por eso, propongo que los aspirantes a ministro juren por cosas que de verdad les motiven, que les comprometan, que les hagan sentirse vinculados a su responsabilidad.

Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Ministro de Hacienda, con lealtad a Led Zeppelin, y guardar y hacer guardar la Canción de Hielo y Fuego como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros

Mejor. Así sí que se lo toma uno en serio.

2- Hay que incluir en la promesa que NO SE PUEDE MENTIR

Si te has pasado una campaña entera diciendo, no sé, que subir los impuestos es un rollo, que no vas a tocar las pensiones, que no vas a meter la tijera a sanidad y educación y que no vas a abaratar el despido, por coger unos ejemplos así, sin malicia, no puedes saltarte esas promesas, majo. Menos, si lo haces en cuatro meses. Así que la fórmula de juramento debería incluir una mención explícita a los compromisos electorales (y quitar la chorrada del secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros, que es una parida):

Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Ministro de Hacienda, con lealtad a James Tiberius Kirk y guardar y hacer guardar el Silmarillion como norma fundamental del Estado, así como no saltarme lo prometido en la campaña y no decir mentirijillas.

3- Incluir en la fórmula algún tipo de consecuencia si se incumple lo jurado

Está muy bien eso de jurar no contar trolas ni saltarse los compromisos, pero  ¿y si lo haces? Para que se te quede bien grabado a fuego en la mente que las promesas se cumplen, hay que incorporar a la propia fórmula las consecuencias de pasarse por el arco del Triunfo lo jurado. Que sea inmediatamente evidente que decir mentiras está castigado:

Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Ministro de Hacienda, con lealtad a SPECTRE y guardar y hacer guardar La Vida de Brian como norma fundamental del Estado, así como no saltarme lo prometido en la campaña y no decir mentirijillas, Y SI NO QUE ME SODOMICE UN MINOTAURO

Es muy importante, como en la foto, que el propio minotauro esté presente en la ceremonia, para que quede clarinete el alcance de las consecuencias.

Con estos sencillos retoques creo yo que podrás votar tranquilo, en la completa seguridad de que tu partido cumplirá estrictamente lo prometido tras llegar al poder. Como “bonus track”, después de la ceremonia de jura, se debería llevar al recién designado ministro ante alguna de las múltiples obras costosísimas e inútiles que adornan nuestra geografía, como el aeropuerto de Castellón o la Ciudad de la Cultura de Galicia, y DINAMITARLA ante sus ojos con el político que dio la orden de construirla dentro. Esto tendría la doble virtud de dejarle claro que todo derroche de dinero público supondrá la muerte, y además dará un aliciente a los ciudadanos para ir a visitar esas instalaciones, que ahora estan vacías y sin uso.

Por fin un buen motivo para acercarse a ver el Centro Niemeyer

– Deploreibol

Advertisements

Tags: , , , , , ,

Esta mañana he tenido que volver corriendo a casa después de intentar leer el periódico en una cafetería, espantado porque no podía aguantar ni un segundo más las horribles canciones de pop español que estaban poniendo. Menuda tralla más insoportable. Aviso que no sé nada de los grupos ni de las canciones de más éxito, porque todas me parecen iguales (y horribles), pero quizá por eso se puedan señalar unos cuantos rasgos que me parece que hacen que todas las canciones de este estilo suenen igual de (horriblemente) mal.

Así que, amigo lector, ahora que te acabas de comprar una guitarra y te ha crecido el pelo hasta el punto justo en el que parece que una cigüeña ha anidado sobre tu cabeza, si has practicado en el espejo durante horas hasta lograr asentar en tu cara un rictus permanente de superioridad intelectual y cansancio vital, si, en una palabra, ya lo tienes todo para ser una estrella del pop español salvo las canciones, sigue estos consejos que te da tu amigo Deploreibol para al menos diferenciarte en algo del resto de la manada. Sigue, digo, estas recomendaciones de alguien que no es capaz de distinguir la Oreja de Van Gogh del otro de la canción de las zapatillas (¿Leiva? ¿Pereza? ¿Son Leiva y Pereza lo mismo?) y te aseguro una carrera próspera y duradera.

Como dijo aquel genio / esta vida en un suenio

1- NO uses las mismas palabras de siempre

Si hay algo que contribuye a que el pop español suene todo igual es la querencia por usar todo el rato las mismas palabras. Para evitar ese problema, aquí va una lista de términos prohibidos para el aspirante a escribir algo que suene distinto:

Se pueden incluir más, como “genio” y “suenio”

El briconsejo: no escribas como habla un cura, ni como piensa un cura, que es lo que nos pasa a los españoles por defecto después de siglos de machaque de la presente religión. Es decir, fuera las palabras abstractas que no significan nada (“realidad”, “inmensidad”, “eternidad”…), fuera las palabras abstractas que, de tanto usarse, han perdido sentido (“amor”, “deseo”), y fuera todas esas historias sórdidas, de drogas y sexo, que al que las escribe y al sacristán de una parroquia le deben parece el colmo de la rebeldía, pero que son en realidad bastante aburridas y penosas.

2- NO cantes en ESE tono de voz

Ya sabéis a cuál me refiero, ese asqueroso tono de voz que utilizan todos los cantantes pop españoles. Es difícil de describirlo de palabra, pero suena a la vez meloso y quejumbroso, como si cantaras a través de un clarinete. No digo yo que haya que cantar como se habla, pero quizá utilizar OTRO tono no estaría mal, en vez de parecer todos gatos golosos.

Es el tono de voz que se corresponde con esta cara

3- NO cantes en inglés si no sabes

Porque muchos lo hacen, y es horrible. Horrible. Ya que vas a cantar sobre los sueños, el amor y la realidad, masacrando la lírica, hazlo al menos en español, para no afrentar de paso también al idioma inglés. ¿Cómo sé si hablo el inglés lo suficientemente bien como para cantar en esa lengua? Muy fácil, tienes que hacer el Test Emilio Botín. Mira este vídeo del jefazo del Banco Santander. Si hablas inglés como él, NO LO HAGAS.

Sí, jajajaja, pero esa campanita vale más que tu sueldo anual

4- NO uses ESOS acordes

Esos. Sí, esos. Los que se aprenden a los 15 segundos de coger una guitarra. Cúrratelo un pelín más.

Si se prohibieran estos acordes, la historia del pop español quedaría reducida a dos canciones

Siguiendo estos cuatro pasos, te garantizo que innovarás increíblemente el panorama musical del pop patrio, y a la vez cosecharás un sonoro fracaso comercial. Serás un cantante maldito, que es algo bastante mejor que ser un maldito cantante.

– Deploreibol

Tags: , , , , , ,

Esto viene a la sazón, claro, de lo del Rey en Botsuana. Iba a llamar a esta entrada “Odio al Rey”, pero luego lo pensé mejor, porque en este país tan moderno esas movidas te pueden salir muy caras. Incluso meterte con el Rey del Pollo Frito se paga. Así que paso. Pero tomáoslo como un mensaje en clave: cada vez que escriba “jabalí”, me estaré refiriendo al Rey de España.

Al grano. Odio la caza por parecidas razones por las que odio los toros: un gilipollas armado que mata a un animal para divertirse me parece algo despreciable. Al contrario que los toros, la caza sí que tuvo sentido en su momento: era para comer, y tal. En ese caso, hablando de siglos pretéritos, no me parece mal. Pero ahora, que son cuatro pijos vestidos de verde matando seres vivos para pasar el rato, pues oye, mierda para ellos.

Mira qué ideales. Un par de mierdas con escopeta.

Además del pijo, la otra especie de subhumano que caza hoy en día es el tío de pueblo. Que nadie me venga con la historia esa de que la gente de pueblo caza porque es para comer, y no sé qué más. Cazan porque se aburren, igual que los pijos, y las barbaridades que estos gañanes de aldea les hacen a sus perros de caza cuando se cansan de ellos son de sobra conocidas, como lo de ahorcar a los galgos. De hecho, se puede ver la alianza pijos-pueblerinos en las “monterías” ésas, o como se llamen, en la que los segundos les hacen de guías a los primeros. En resumen: la caza es deplorable por cruel, por clasista, y por ser para pijos y paletos aburridos.

Hay unos pocos elegidos que son a la vez crueles, clasistas, pijos y paletos, como Jaime de Marichalar, retratado aquí poco antes de su ceremonia de graduación en la Academia Sith

El único punto que tiene a su favor la caza es que nos ha dado grandes obras literarias, teatrales y operísticas: puesto que siempre ha sido cosa de pijos, reyes y nobles, da muchas oportunidades dramáticas el reunir a ese tipo de gente en un sitio agreste, todos con armas en la mano. Pero ahora que los reyes y nobles se han vuelto aburridos, y no se disparan entre sí (lo máximo, como Froilán, es dispararse a sí mismo) pues la caza ya no tiene ni eso: la oportunidad de ver caer abatido a un poderoso.

Bueno, quitando al tonto de Fernández Bermejo, Ministro de Justicia, que tuvo que dimitir después de que se fuera con Garzón de cacería. Aunque si lo piensas, que los políticos y los jueces coincidan en su (carísima) afición por la caza, más que para reír es para llorar

Cazar un ciervo, como Bermejo, ya es patético: ver ese noble animal convertido en un despojo, y un mierdoso sonriente posando para una foto como si fuera un héroe por dispararle a traición me parece vomitivo. Pero ya lo de irse a África a cepillarse a los animales más hermosos y majestuosos de la tierra porque un mierda quiere disecarlos me parece de cadena perpetua. Habréis visto la foto del Rey posando con un elefante muerto, apoyado grotescamente contra un árbol. Deplorable. Además, viniendo de un Borbón es inexplicable: cualquiera diría que en esa familia tendrían más sensibilidad con eso de exhibir un despojo recién asesinado.

Al fin y al cabo, hace no mucho exhibían así al tío Luis

Una cosa más, y lo dejo: como odio a los que dicen que les gusta la caza porque es una actividad natural, y por tanto participar en ella es ir a favor de la conservación de la Naturaleza. Un argumento similar al de los que defienden los toros aduciendo que ellos respetan así la casta y la bravura de un animal al que le gusta la lucha. Basura. Si te gusta la naturaleza, haz montañismo, o submarinismo, o espeleología, o safaris fotográficos; no digas gilipolleces, a tí lo que te va es matar bichos, no lo camufles diciendo encima que proteges la Naturaleza.

Un apasionado de los bosques en acción

En fin, lo dicho, que la caza es deplorable. Ah, se me olvidaba; abajo el jabalí.

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Soy aficionado a los juegos de rol. Ya sabéis, son aquellos en los que las partidas consisten en que los jugadores imaginan que son personajes que actúan en un mundo de fantasía. Los hay de muchos tipos y ambientaciones, desde el clásico Dungeons & Dragons, en el que se juega en un universo de dragones, magos, trolls y elfos, hasta el Vampiro, en el que los seres de ultratumba se esconden entre nosotros.

Pues vaya novedad

Pero acabo de descubrir que los mejores juegos de rol no son ninguno de estos; los mejores los hace el PSOE en su ‘think tank’, la Fundación Ideas. Porque se marcan unos documentos en los que los mundos de fantasía que se inventan son acojonantes, mucho más currados que El Señor de los Anillos. Por ejemplo, el sensacional juego de rol “La España de Rajoy y Cameron”, de principios del año pasado (mucho antes del cambio de gobierno, por tanto), en el que los tipos de Ideas se sacan de la manga que si Rajoy aplicase en España las políticas del británico Cameron se iba a despedir a 250.000 funcionarios y el coste de las matrículas universitarias iba a subir un 245%.

¿Cómo dan con estas cifras tan precisas? Pues, como ellos mismos confiesan, utilizando “evidencia programática del PP”, o sea, lo que dice el PP que va a hacer, que como ya sabemos no es precisamente algo que se ajuste a la realidad. También, como Rajoy dijo un día que le parecía muy bien lo que estaba haciendo Cameron en el Reino Unido, Ideas se decidió a “extrapolar el efecto que tendrían en España políticas similares” a las del primer ministro británico. Es decir, conjeturas, extrapolaciones, estimaciones e inferencias. Es decir, invención e imaginación. Es decir, un juego de rol.

Tira 5d6 y multiplica por 10.000 para determinar el número de funcionarios despedidos

Ahora han sacado otro super juego de rol que se llama “Reforma laboral y crisis: efectos sobre la economía española”. En él, afirman que la reforma ésta puede destruir entre 740.000 y 800.000 empleos. Todo, con el científico método de la estimación y la conjetura: ¡la imaginación al poder! Pero es que además este documento tan bueno tiene más elementos característicos de los juegos de rol:

1- Las tablas

Todo juego de rol que se precie tiene muchas tablas. Sirven para aclarar qué cosas pueden ocurrir cuando los personajes se enfrentan a distintas situaciones: así se le da un componente de azar, de juego, a lo que si no sólo sería un cuento imaginado. Por ejemplo, en el juego Castles and Crusades tenemos una tabla para determinar al azar qué tiempo hace:

Se les ha olvidado poner que basta que no lleves el paraguas, para que llueva

Pues los amigos de Ideas no iban a ser menos, y en su juego de rol ponen unas cuantas tablas también:

"Hipótesis", del griego "Me lo invento"

2- El dungeon

¿Qué sería de Dungeons & Dragons, Dragones y Mazmorras, sin las mazmorras? Los juegos de rol de estilo antiguo, como D&D, siempre incluyen mapas de antiguas catacumbas, minas abandonadas o ruinas ancestrales que explorar. Es uno de los aspectos más artesanales del juego. Ejemplo:

Siempre tiene que haber una fuente misteriosa

Pues allá que se van los amigos de Ideas, y se marcan el que probablemente sea el primer dungeon que aparece en el documento de trabajo de un ‘think tank’:

El aumento del déficit público es algo menos frecuente que la fuente misteriosa, pero también es habitual en los juegos de rol de fantasía medieval

En lo que falla este texto para ser un juego de rol con todas las de la ley es en la portada. Mirad qué mierda:

Esa señal de "peligro, desempleo" no me salió a mí en el examen del carnet de conducir

Esto no hay quien se lo compre, hombre. Algo un poco más evocador, una portada que revele un pelín más del contenido fantástico del interior. Mi propuesta:

A más de uno se le ha caído la espada por hacer el tonto cuando vas volando en un dragón y no veas luego qué disgusto

¿Qué quiero decir con todo esto? Que ya sabemos que la reforma laboral es un atropello sin precedentes y que Rajoy es un mentiroso; no hace falta inventarse unos datos con conjeturas y chorradas porque además, seguramente, lo que sucederá al final será mucho peor de lo que pronostica Ideas. La verdad es que yo no sé muy bien para qué sirven los ‘think tanks’, pero seguro que su tiempo estaría mucho mejor invertido dedicándolo a otras cosas. Por ejemplo, si eres el ‘think tank’ del PSOE, en cómo recuperar el descrédito perdido en los últimos años para que tu candidato gane las elecciones.

No creo que se vendiese bien. Los roleros son gente con mucha imaginación, pero les gusta que los juegos tengan al menos algún anclaje con la realidad

Por cierto, que no lo había dicho antes, el jefe del chiringuito éste de Ideas es Jesús Caldera. Me reservo un post para otro día sobre este sujeto, que si no esto me queda muy largo.

– Deploreibol

Tags: , , , , , ,