Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Ya hemos hablado con anterioridad de lo patética que puede llegar a ser la publicidad de los bancos, pero en los últimos días ha llegado a mis manos un caso más sangrante: no sólo es un horrible caso de márketing fallido, sino que además oculta una trampa usurera.

Mirad, mirad las cartas que envía Bankia, eso que antes era Caja Madrid, a sus clientes (con partes tachadas para proteger la intimidad del destinatario, que soy yo):

He quitado además con Photoshop las manchas de la sangre que me cayó de los ojos cuando leí lo de "departamento de Sueños, Deseos e Ilusiones"

Qué asco y qué cinismo: “departamento de Sueños, Deseos e Ilusiones”. Deplorables piratas, gentuza como vosotros nos llevó a la crisis y nos mantiene en ella, y encima tenéis el acojonante cuajo de presentaros de buen rollo. Ojo, yo no digo que no exista en Bankia un Departamento de Sueños, Deseos e Ilusiones; sólo digo que su importancia es muy reducida en relación con otros de los departamentos de la entidad:

El departamento de Pensiones de Directivos es tan grande que ocupa otro edificio

Además, menudo prestamito te ofrecen; vamos, unas condiciones inmejorables. Éste es un ejemplo que viene en el folleto explicativo incluído con la carta anterior (explicativo, por supuesto, es un decir; no explica nada):

... y toda tu sangre, en cómodos plazos

Según los propios cálculos que hace el folleto (que estarán trampeados, por supuesto), eso supone que a tí te dan 9.000 euros y, 5 años después, tú les has pagado 11.786,60. Espero que tu sueño mereciese la pena, pollo, porque te va a salir verdaderamente caro.

"Firme aquí y aquí, y encima de la línea de puntos"

Un préstamo de usura, vaya. Para préstamos guays, los que da el Santander. Y si no, mirad este interesantísimo ejemplo sacado de la Declaración de Bienes y Rentas de un diputado de CiU en el Congreso: el banco le deja 1.100.000 euros y, casi cuatro años después, su señoría ha devuelto 1.313.

Eh, con la calma, amigo; tú devuélvenoslo cuando puedas

Si en 46 meses ha devuelto 1.313 euros, eso significa, según mis cálculos, que para cuando haya devuelto el principal (1.100.000), este diputado tendrá 3.273 años. Eso son cómodos plazos.

"Qué tranquilo se queda uno cuando deja sus deudas pagadas, oye"

De forma que a los políticos condiciones ventajosas y al resto, mierda (por cierto, podéis ver las declaraciones de bienes y rentas de los diputados en la página que el Congreso dedica a cada uno). Así funciona el sistema financiero, amigos. Ya sabéis por qué en España no se crean “bancos malos“: ¡Porque aquí son malos todos!

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: