Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

¡Atención! ¡No hay dinero en las arcas del Ayuntamiento! ¡Hay que buscar donde sea; qué digo, ARREBUSCAR DONDE SEA! ¡No dejen piedra sin levantar, cajón sin registrar, bolsillo sin hurgar, perro sin tasar! ¡La salud de las finanzas municipales depende de…

Un momento, ¿qué?

Pues sí, queridos amigos, parece que en Coslada no hay dinero y el alcalde y su equipo de gobierno se están planteando recuperar algunos tributos, e inventarse otros nuevos. Y entre estos últimos está el que me interesa: cobrar a los dueños de los perros… por tener perro. Ya tienen cantidad estimada, y todo: unos 25 euros (al año, espero).

Yo no sé de donde se sacan estas movidas, pero ardo en deseos de escuchar las explicaciones del alcalde (si finalmente da el paso), a ver cómo justifica la tasa. ¿Por qué los perros? ¿Qué pasa, son sucios? ¿Son ruidosos? ¿Molestan, o qué?

¿Le molesta mi perro, caballero?

En fin, una cosa absurda más que se sacan de la manga para recaudar como sea. Con la cantidad de cosas que se pueden hacer para sacar dinero y a la vez mejorar la calidad de vida de una ciudad. Por ejemplo: tasar a la gente que toca música en la calle mal. Así descansarían los oídos de muchos vecinos, porque la única música que escucharían mientras pasean sería de calidad; el resto, multa. Incluso se puede establecer una penalización ascendente, en función de lo irritante que sea el instrumento.

Si la muerte es demasiado, quizá valga con cortarles las manos

Otra que también estaría bien: cobrar una tasa a la gente que usa el móvil como los antiguos macarras de los 80 usaban los “loros” (¿te acuerdas de los “loros”?): para atronar al personal que va en el metro o en el autobús con su mierda de música. Porque tanto los macarras de hoy como los de ayer que creen que es su derecho escuchar a toda leche sus canciones favoritas no es que sean precisamente amantes de Vivaldi.

¡Escuchen este rubato en la cuerda y díganme si no es mejor que Händel!

Si multásemos severamente a estos quinquis, dinero para el municipio y paz auditiva para sus vecinos. Pues medidas como estas son las que hay que poner en marcha, y no esas chorradas de penalizar a la gente por tener un animal doméstico. Eso es castigar por castigar, penalizar arbitrariamente a unos ciudadanos. ¿Qué será lo próximo?

Probablemente, aún estemos lejos de que nos obliguen a desfilar a todos al paso de la oca

Chorradas al margen ¿una tasa por tener perro? Vaya mentes privilegiadas.

– Deploreibol

Tags: , , , , , , ,

%d bloggers like this: