Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

El tiempo meteorológico; lo otro es de una altura filosófica desacostumbrada para este blog. Pero oye, ambos temas están relacionados, porque estar pendiente de qué tiempo hará mañana sólo te sucede cuando te haces mayor. Cuando uno es un muchacho le da igual qué tiempo haga: uno se pone lo que le apetece y punto.

Magnífico día para salir a correr con una camisetilla

Ahora, cuando uno se hace mayor, hace cosas que antes ni se pensaría: comparar veranos (o inviernos) con los veranos (o inviernos) pasados, comentar en el ascensor con el vecino el tiempo que hace, prestar máxima atención cuando en la radio o en la tele echan el tiempo, meditar el día anterior qué ponerse al día siguiente para ir al trabajo… Yo ya estoy en esta fase, para mi desgracia, y en el colmo de la degradación tengo una aplicación en el escritorio de mi ordenador que me dice qué tiempo está haciendo.

Por cierto, esta noche no hace NI DE COÑA 20 grados; hoy está el tema de rebequilla

Pues eso, que con el cambio de tiempo estoy ahora en un sinvivir, de si llevo camiseta o camisa, chaqueta fina o chaleco, en fin, esas cosas de viejo. Y es que además hay pocas cosas tan aburridas como un pronóstico del tiempo.

Quitando la ocasional megapolla no intencionada

– Deploreibol

Tags: , , , ,

%d bloggers like this: