Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Hace unas horas, se ha consumado uno más de los deplorables asesinatos de toros que se cometen cada año en España. Pero si bien todos son vomitivos, éste es de especial dureza: el Toro de la Vega, en Tordesillas, en el que centenares de salvajes con lanzas, algunos a caballo y otros a pie, persigen, hostigan y alancean a un toro que, después de una agonía atroz, muere. Luego, el vencedor es honrado por todo el pueblo y como premio se pone, en la punta de su lanza, la cola del toro (que no está necesariamente muerto cuando se la cortan, como ha sucedido en esta edición de la “fiesta”).

Pero ¿para qué seguir hablando de cosas tristes? ¡Vamos a conocer hoy a alguien muy especial! ¡El vencedor de la edición de este año del Toro de la Vega! Con todos vosotros ¡Óscar Bartolomé Hernández!

1. El hombre

Una sonrisa que enamora

Lo primero que podemos decir de Óscar Bartolomé es que es un tipo coherente en su comportamiento. Trata a la moda como a los toros: con violencia. ¿Qué me decís de su collar de cuentas azules? ¿Y de su camisola, haciendo caso omiso del antiguo adagio “no hay rey sin castillo, ni hortera sin amarillo”? Pero lo mejor de todo ha de ser su corte de pelo, que paso a denominar “Himmler 2.0”: corto por los lados y largo por arriba, como el del Reichführer, pero con el toque justo de gomina para dar ese efecto “out of bed” que encandila a las mujeres.

2. El filósofo

La épica hazaña

Al parecer, sus primeras declaraciones después de su gloriosa gesta fueron “Me siento como Cristiano Ronaldo. Eres como Dios”. El orden de los factores me molestaría si fuese religioso, pero como no lo soy simplemente he de destacar que su primera referencia es el conocido ensayista y polígrafo Cristiano Ronaldo (1829-1878), el primero en sistematizar el pensamiento postracionalista en su obra Tratado sobre las potencias del alma. No confundir con el millonario garrulo del mismo nombre que da patadas a un balón.

3. Sus amistades

Como todo el pueblo ha celebrado su triunfo, hemos podido ver a Óscar Bartolomé codeándose con lo más refinado de la aristocracia intelectual de Tordesillas. He aquí algunos ejemplos:

¿Qué argumento les queda a los creacionistas para defender que el hombre no desciende del mono?

4. Su apoyo institucional

¿Qué es un valiente sin el apoyo de las autoridades locales? Un mierda con una lanza. Afortunadamente, éste no es el caso de Óscar Bartolomé, que cuenta con el respaldo sin fisuras del alcalde de Tordesillas. Este estadista, José Antonio González Poncela, incluso ha acudido en su ayuda cuando la chusma periodística preguntaba al héroe inmortal por el sufrimiento y la agonía, durante largo tiempo, del animal. “El tiempo es relativo”, zanjaba González Poncela. ¿Te das cuén? El tiempo es relativo, lo dijo Einstein, y no hay más que hablar.

"Eso, señor alcalde, es una gran gilipollez"

Pues esto es lo que hay, queridos. Al menos, las fiestas de Tordesillas han sido declaradas Fecha de Oprobio Nacional. Ah, no, espera: son fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional. Sensacional. ¡Viva España!

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: