Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

¿Cómo, deploreibol? ¿Un post dedicado, no a cosas que odias, sino a cosas que amas? ¿Qué está pasando?

Muy sencillo. He descubierto que hay gente sin sentido del humor a la que le molesta que alguien escriba algo pretendidamente gracioso sobre una de sus aficiones. El otro día, un  imbécil que debe tener treintaytantos años y, a pesar de ello, monta en monopatín, se tomó a mal la entrada que le dediqué a la gente como él. Y me insultó.

Esta experiencia, ver que hay gente sin sentido de la ironía, me ha alterado tanto que he decidido hacer un post lo más inocuo posible, que no ofenda a nadie, y para ello nada de odios; sólo amor. Y tengo que decir que amo a la gente con perro.

Tener la responsabilidad de cuidar a un animal me parece un paso muy importante en la vida de una persona. Y decidirse por un perro, un animal muy dependiente y necesitado de compañía y cariño, más. Por eso, quiero levantar una metafórica copa en un brindis por todos aquellos que tienen un perro. Sobre todo si es adoptado; has sacado, amigo, a un animal inocente de una vida, en el mejor de los casos, solitaria, y muchas veces horrible, y por ello tienes un lugar especial en mi corazón.

¿Veis? Un post tranquilo, apacible, sin molestar, sin ofender, sin pisar callos. Quería demostrarme a mí mismo que podía hacerlo, y creo que lo he logrado. El mensaje es, sin menoscabo de la gente que no tiene perro, que los que lo tienen me parecen buenas personas. Y punto. Cero polémica.

Un hombre con su perro

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

%d bloggers like this: