Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

Monthly Archives: September 2011

Bueno, y también odio las entrevistas de trabajo a la antigua. Qué horror, tener que responder a esas horribles y aburridas preguntas de las entrevistas de trabajo de manual: “¿Dónde se ve usted dentro de cinco años?”; “¿Por qué cree que encaja en nuestra organización?”; “díganos, ¿cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles?”

"Ninguna debilidad, más allá de una cierta inclinación por el mobiliario hecho con huesos humanos"

Pero es que las entrevistas de trabajo a la moderna son una verdadera chorrada. En este artículo de CNN Money tenéis algunos ejemplos. Mi favorita es la pregunta: “Si te vieses reducido al tamaño de un lápiz y te pusieran dentro de una batidora ¿cómo saldrías?”.

Pero vamos a ver. ¿Cuál se supone que es la respuesta buena?

La respuesta correcta es "No trataría de escapar. Aceptaría mi destino y me dejaría triturar". Al fin y al cabo, eso es lo que hacen el 99.9999% de las empresas.

En fin, que la respuesta buena es la que le caiga en gracia a tu entrevistador en ese momento. Muy objetivo todo, un procedimiento muy científico. Podéis ver más procedimientos chorras en ese artículo que os pongo, desde hacer cástings tipo “Operación Triunfo” hasta que te tiren una pelota llena de preguntas, y tengas que contestar a la que quede más cerca de tu pulgar derecho cuando la atrapes. Pero mi método favorito de contratar gente es el de “tú en una botella“: se trata de pedirle al candidato que piense en la esencia de su personalidad, y que la utilice como inspiración para crear un tipo de bebida. Básicamente, embotellar tu personalidad.

A mí me ha salido esto

– Deploreibol

Advertisements

Tags: , , , ,

Yo, como muchos otros, disfruto de vez en cuando yendo a beber unas cervezas con los compañeros de trabajo después de un día de curro. Una práctica relajante, un momento para la diversión y para comentar todo tipo de cosas con la gente con la que, habitualmente, sólo hablas de trabajo.

Bueno, pues ya me han jodido esta diversión cuando me he enterado de que tiene un nombre de estos ingleses compuestos por dos palabras, como filesharing y networking. Esto es el afterwork.

Inmediatamente, todos los bobos del país han decidido que esto está de moda porque tiene un nombre inglés, y se han puesto a practicar con furor, como si fuera lo último de lo último, una práctica que los trabajadores de todo el mundo llevan realizando siglos:

Tomar algo después del trabajo, algo tan viejo como los bares con pantalla plana para ver el fútbol

Pero como todas las cosas que se modernizan, o “actualizan” como decís los jóvenes, el afterwork no es sencillamente tomar algo después del trabajo. No, en estos tiempos de reformas laborales y recortes de derechos, el afterwork encaja perfectamente: se trata de que, después de tu jornada, vayas a un bar a seguir trabajando “para hacer negocios en un entorno más agradable que en el despacho”, como dice este artículo.

Y es que habrá mucho imbécil que lo haga, curro extra (y gratis) para su empresa cuando debería estar disfrutando de su tiempo libre. Qué sociedad, tú. Esto no tiene ya ningún sentido; es el propio trabajador el que se pone el cepo en el cuello.

Foto sacada del artículo de antes. Fijáos que ambiente más agradable y natural. Vamos, se ve que esos dos son súper amigos.

Vamos a ver si nos dejamos ya de chorradas y de regalar nuestro tiempo a los empresarios sólo por estar a la última moda. Muerte al afterwork, y volvamos a lo tradicional: salir a beber con los amigos para despellejar al jefe.

Para algunos afortunados, la última frase tiene un sentido absolutamente literal

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Hace unas horas, se ha consumado uno más de los deplorables asesinatos de toros que se cometen cada año en España. Pero si bien todos son vomitivos, éste es de especial dureza: el Toro de la Vega, en Tordesillas, en el que centenares de salvajes con lanzas, algunos a caballo y otros a pie, persigen, hostigan y alancean a un toro que, después de una agonía atroz, muere. Luego, el vencedor es honrado por todo el pueblo y como premio se pone, en la punta de su lanza, la cola del toro (que no está necesariamente muerto cuando se la cortan, como ha sucedido en esta edición de la “fiesta”).

Pero ¿para qué seguir hablando de cosas tristes? ¡Vamos a conocer hoy a alguien muy especial! ¡El vencedor de la edición de este año del Toro de la Vega! Con todos vosotros ¡Óscar Bartolomé Hernández!

1. El hombre

Una sonrisa que enamora

Lo primero que podemos decir de Óscar Bartolomé es que es un tipo coherente en su comportamiento. Trata a la moda como a los toros: con violencia. ¿Qué me decís de su collar de cuentas azules? ¿Y de su camisola, haciendo caso omiso del antiguo adagio “no hay rey sin castillo, ni hortera sin amarillo”? Pero lo mejor de todo ha de ser su corte de pelo, que paso a denominar “Himmler 2.0”: corto por los lados y largo por arriba, como el del Reichführer, pero con el toque justo de gomina para dar ese efecto “out of bed” que encandila a las mujeres.

2. El filósofo

La épica hazaña

Al parecer, sus primeras declaraciones después de su gloriosa gesta fueron “Me siento como Cristiano Ronaldo. Eres como Dios”. El orden de los factores me molestaría si fuese religioso, pero como no lo soy simplemente he de destacar que su primera referencia es el conocido ensayista y polígrafo Cristiano Ronaldo (1829-1878), el primero en sistematizar el pensamiento postracionalista en su obra Tratado sobre las potencias del alma. No confundir con el millonario garrulo del mismo nombre que da patadas a un balón.

3. Sus amistades

Como todo el pueblo ha celebrado su triunfo, hemos podido ver a Óscar Bartolomé codeándose con lo más refinado de la aristocracia intelectual de Tordesillas. He aquí algunos ejemplos:

¿Qué argumento les queda a los creacionistas para defender que el hombre no desciende del mono?

4. Su apoyo institucional

¿Qué es un valiente sin el apoyo de las autoridades locales? Un mierda con una lanza. Afortunadamente, éste no es el caso de Óscar Bartolomé, que cuenta con el respaldo sin fisuras del alcalde de Tordesillas. Este estadista, José Antonio González Poncela, incluso ha acudido en su ayuda cuando la chusma periodística preguntaba al héroe inmortal por el sufrimiento y la agonía, durante largo tiempo, del animal. “El tiempo es relativo”, zanjaba González Poncela. ¿Te das cuén? El tiempo es relativo, lo dijo Einstein, y no hay más que hablar.

"Eso, señor alcalde, es una gran gilipollez"

Pues esto es lo que hay, queridos. Al menos, las fiestas de Tordesillas han sido declaradas Fecha de Oprobio Nacional. Ah, no, espera: son fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional. Sensacional. ¡Viva España!

– Deploreibol

Tags: , , , , ,

La publicidad de los bancos en general es deplorable, pero la de Banca Cívica, ese injerto formado por varias cajas y que se quiere vender ahora como un banco “de buen rollo”, es especialmente execrable. Para empezar, su campaña de márketing se apoya en una especie de grafittis, que supuestamente recogen los deseos de los clientes del banco.

No se alarme por el uso de la palabra "pasta", aparentemente fuera de contexto; al parecer, en el argot juvenil más puntero y reciente se usa como sinónimo de "dinero"

¿En serio? ¿Grafittis y el uso de la palabra “pasta”? ¿Qué es esto, 1983?

Pero no sólo eso, me extraña que una banca que se hace llamar CÍVICA apruebe el método de las pintadas para difundir su mensaje. Lo digo porque pintar en las paredes suele considerarse algo INCÍVICO.

Por contra, se considera cívico advertir a alguien antes de "partirle toda su madre"

Quedamos por tanto en que Banca Cívica falla estrepitosamente en su intento por atraerse una clientela “joven” y “desenfadada”. En cambio, aciertan totalmente cuando el mensaje que quieren transmitir es “amenazante” y “tétrico”.

Pronto nos ocuparemos de tí... Tus días están contados... No empieces a leerte un libro muy largo...

Cuando un banco dice que va a “ocuparse de tí”, sal corriendo rápidamente en la dirección contraria. En fin, no sé si habrá incautos que se dejen seducir por una campaña de márketing que apesta a falsedad e hipocresía por todos sus costados, pero allá ellos… Para futuras iniciativas publicitarias, les recomiendo abandonar el uso de la pintada, mucho más creíble cuando se orienta no a hacer promoción de un banco, sino más bien lo contrario.

El astuto uso del infinitivo le da un "plus" de rusticidad que en este caso subraya el fondo del mensaje. Esto no lo enseñan en las escuelas de márketing.

– Deploreibol

Tags: , , ,

Odio esta peli, y eso que todavía no la han estrenado. Ya llevamos un tiempo viendo como Hollywood trata de suplir su carencia de ideas con reboots, refritos, precuelas y toda clase de bodrios inspirados en juguetes (Transformers) o tebeos que nadie lee (Linterna Verde). Pero esto es demasiado. ¿En serio, una peli inspirada en “Hundir la flota”?

¿Qué me decís del mensaje de género que manda la caja del juego? Empezamos mal.

Como han cogido el juego con menos argumento de la historia, se han sacado un guión de la manga según el cual, al parecer, unos barcos militares se topan con unas naves alienígenas que los encierran en una especie de campo de fuerza, y ahí tienen que luchar por la salvación de la Tierra, o algo así. Una chorrada, vamos, en la que hay que meter con calzador unos marcianos para tratar de hacer interesante el juego más soso del mundo. Ardo en deseos de ver qué se inventan para la siguiente.

“Conecta 4”, una apasionante película en la que nuestro héroe americano trata de alinear las cuatro esferas de Poseidón antes de que un científico nazi que viaja en el tiempo con ayuda de sus amigos templarios desate una plaga de zombies aliens.

Definitivamente, las películas tienen cada vez menos interés. La mitad son bodrios como “Hundir la flota” y la otra mitad remakes innecesarios como “el origen del planeta de los simios”. El único paso que les queda para tocar fondo es hacer un remake de una peli pero inspirándose en un juego, o cómic, o juguete completamente distinto. “¡Eh, si juntamos en una misma peli dos productos diferentes, ganaremos el doble de dinero!”

¡Malditos locos! ¡Os maldiiiiigooooo!

– Deploreibol

Tags: , , , ,

Todos tenemos palabras que nos sublevan, nos irritan, nos hacen perder el control. Pero las horribles, horribles palabras que se inventan las organizaciones internacionales son especialmente espeluznantes. Vamos a repasar algunas aquí:

Gobernanza

¿Qué hacen normalmente los gobiernos? Gobernar. Y ¿cómo suelen hacerlo? Mal. Por eso, las organizaciones tipo ONU usan cada vez más un horrible palabro, “gobernanza”, que además de sonar a serie de vaqueros por lo visto quiere decir “arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía”.

O sea, gobernar BIEN.

Gobernar bien. No hace falta gobernanza. Simplemente, gobernar bien.

Uno de los que más usan la palabra “gobernanza”

Empoderamiento/apoderamiento

Ésta es especialmente querida por la ONU, y viene a ser algo así como dar poder a colectivos desfavorecidos para que ellos mismos lo ejerzan y se arreglen. Aquí mi única objeción es que lo de “empoderamiento” suena un tanto cacofónico; más todavía la variante “apoderamiento”, que a un hispanoparlante le recuerda obligatoriamente a ese arte sublime, a esa cúspide de la civilización que es el toreo.

La bestia sanguinaria embiste enloquecidamente. El cuadrúpedo la observa con consternación.

“Plus”

Y ésta es la favorita de la Unión Europea. Es una coletilla que se añade detrás de ciertos acuerdos, pactos o tratados que quiere decir “que jode todavía más que en la versión anterior”. Por ejemplo, el reciente Pacto por el Euro se convirtió en el Pacto por el Euro Plus cuando se perfeccionó su mecanismo para machacar bien a las poblaciones de los países en los que se aplique.

Aquí, en España, nuestra primera experiencia con esta palabra vino con la campaña para votar la Constitución Europea en referendum en el año 2005, un gran éxito -por cierto- del proyecto europeo. Entonces, como habréis tratado de olvidar pero yo os recuerdo, se creó una bebida publicitaria llamada “referendum plus” que, según el ministro Moratinos, “Se bebe, se ven los principios, los valores, todas las realidades, toda la creatividad y se convierte uno en un ‘supereuropeo’ y votará un ‘super sí’ el domingo 20 de febrero”.

Puede producir somnolencia, depresión y la repetición inopinada de la palabra ‘súper’

– Deploreibol

Tags: , , , , , , , ,

¿Cómo, deploreibol? ¿Un post dedicado, no a cosas que odias, sino a cosas que amas? ¿Qué está pasando?

Muy sencillo. He descubierto que hay gente sin sentido del humor a la que le molesta que alguien escriba algo pretendidamente gracioso sobre una de sus aficiones. El otro día, un  imbécil que debe tener treintaytantos años y, a pesar de ello, monta en monopatín, se tomó a mal la entrada que le dediqué a la gente como él. Y me insultó.

Esta experiencia, ver que hay gente sin sentido de la ironía, me ha alterado tanto que he decidido hacer un post lo más inocuo posible, que no ofenda a nadie, y para ello nada de odios; sólo amor. Y tengo que decir que amo a la gente con perro.

Tener la responsabilidad de cuidar a un animal me parece un paso muy importante en la vida de una persona. Y decidirse por un perro, un animal muy dependiente y necesitado de compañía y cariño, más. Por eso, quiero levantar una metafórica copa en un brindis por todos aquellos que tienen un perro. Sobre todo si es adoptado; has sacado, amigo, a un animal inocente de una vida, en el mejor de los casos, solitaria, y muchas veces horrible, y por ello tienes un lugar especial en mi corazón.

¿Veis? Un post tranquilo, apacible, sin molestar, sin ofender, sin pisar callos. Quería demostrarme a mí mismo que podía hacerlo, y creo que lo he logrado. El mensaje es, sin menoscabo de la gente que no tiene perro, que los que lo tienen me parecen buenas personas. Y punto. Cero polémica.

Un hombre con su perro

– Deploreibol

Tags: , , , , ,