Skip to content

Lo deploro

Un tanque es la mejor solución.

¡Hop! Algunos no se conforman con nada. Los comerciantes de la asociación APRECA, del centro de Madrid, piden a la policía que no se corten con los 15-Ms, que si eso usen “la violencia” con ellos. Palabras de su presidente, Ignacio Lario.

¡Hola! Ni la plaza es tuya, comerciante de mala muerte, ni eres quién para decir a la policía lo que tiene que hacer. Y no es cosa ya de estar a favor o no del 15-M: Sol es un espacio público por el que tienen derecho a circular los ciudadanos que viven y trabajan en la zona, y eso significa que no haya policías cortando el acceso a la hora de salir del curro y que no se suspenda arbitrariamente el servicio de un intercambiador de metro y tren que usan a diario miles de personas. Y nadie dice nada, colega; estado policial.

Masaje en las costillas, cortesía de la APRECA

Por otro lado, te guste o no el 15-M, hay cosas que son verdad y otras que son mentira. Por ejemplo, algunas de las mentiras que dicen los empresarios: que aquello era “un poblado chabolista” (eran tres casetas), había que echarlos por “la suciedad que había en la plaza” (no había suciedad, mientras que sí que la hay en las calles aledañas, en las que los comercios de APRECA sacan sus basuras a la calle sin meterlas en cubos), “no podemos tener nuestras plazas ocupadas” (no estaban ocupadas), “¿qué imagen vamos a dar al mundo [durante la visita del Papa]?” (la deplorable imagen de un pueblo que da dinero público y cede espacios públicos para la celebración de actos religiosos). Todo, citas textuales de los empresarios sacadas del mismo artículo.

Como caminante constante por la zona, consumidor en sus comercios y usuario de sus servicios de transporte público, los 15-Ms no me molestaron nada, mientras que mucho me está jodiendo la intervención policial que tanto aplauden estos. Cómo molaría que APRECA se dedicase a lo suyo: a que las luces de navidad del centro de Madrid no fuesen las más feas del mundo. Porque ¿adivináis quién las paga?

Los cutres de la APRECA

Por eso, encuentro deplorable a APRECA y a su llamamiento al uso de la violencia. Un llamamiento, por otra parte, hecho de manera muy burda. Si la hubieran hecho utilizando los métodos del alcalde Zuokas (ver post anterior), los que decidimos nuestra posición sobre los grandes asuntos de la actualidad en función de la risa que nos dé apoyaríamos con entusiasmo su postura.

No, en serio. Mierda para APRECA.

– Deploreibol

Tags: , , , ,

%d bloggers like this: